martes 18/5/21
Lucha contra el cáncer

"La estimulación cerebral profunda podría combatir la metástasis"

El profesor de la Universidad de Toronto, Andrés Lozano, ha ofrecido hoy una charla en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) acerca de las novedades en materia de estimulación cerebral profunda, una técnica novedosa y todavía en desarrollo que, en un futuro, podría ayudar a combatir la metástasis mediante acción directa en el cerebro.

El profesor de la Universidad de Toronto, Andrés Lozano, ha ofrecido hoy una charla en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) acerca de las novedades en materia de estimulación cerebral profunda, una técnica novedosa y todavía en desarrollo que, en un futuro, podría ayudar a combatir la metástasis mediante acción directa en el cerebro.

 

Lozano, canadiense de ascendencia andaluza y jefe del servicio de Neurología del Toronto Western Hospital, ha explicado en una conferencia en Santiago que esta práctica clínica, consistente en la aplicación de electrodos o ultrasonidos sobre determinados puntos concretos definidos como "dianas", permite la intervención en trastornos neuronales y degenerativos, como el Parkinson, el Alzheimer o las adicciones y depresiones.

 

La muestra de pacientes tratados con esta terapia es todavía pequeña, pero el sanitario ha mencionado la posibilidad de, a través del uso de un dispositivo de ultrasonidos y sin necesidad de intervención quirúrgica, actuar contra la metástasis mediante la emisión directa de ondas hacia determinadas regiones del cerebro, en una medida similar a la seguida en el tratamiento contra los temblores derivados del Parkinson.

 

Lozano ha expuesto que las más de 40 "dianas" existentes en el cerebro se dividen en tres grandes áreas según su ámbito de influencia, aunque no todas tienen perfectamente definida su función, lo que justifica en buena medida que los tratamientos de estimulación cerebral profunda experimentales no siempre sean completamente satisfactorios.

 

Actualmente existen en el mundo, según ha cifrado el ponente, más de 700 centros que cuentan con medios para trabajar con esta tecnología, que ha prestado servicio ya a más de 10.000 pacientes, con resultados de mejoría en el tratamiento del 60% de los casos de depresión y próxima al 50% en caso de anorexia.

 

Asimismo, Lozano también ha advertido contra la mala praxis en la colocación de los electrodos, terapia más intrusiva y que genera más rechazo entre los pacientes por la necesidad de intervención quirúrgica, y ha presentado varios de los modelos disponibles, entre los cuales los más avanzados permiten regular la dirección y la intensidad de las cargas eléctrica emitidas.

 

Finalmente, el investigador ha concluido que el gran reto que tiene por delante este método clínico es tratar de expandirse y llegar al mayor número de gente posible, además de perfeccionar su implantación para conseguir una mayor eficiencia.

 

La conferencia de Andrés Lozano ha sido el anticipo del foro sobre avances en medicina y cirugía, que organizará la asociación estudiantil Meiga, y que traerá a Santiago de Compostela a relevantes personalidades de estos campos, tanto a nivel nacional como internacional.

Comentarios