domingo 17/10/21
Santiago

La Fiscalía investiga el funcionamiento del hospital psiquiátrico de Conxo

La Fiscalía ha iniciado los diligencias de investigación para averiguar si en el hospital psiquiátrico de Conxo, en Santiago de Compostela, se ha cometido un delito contra los derechos de las personas allí ingresadas, tal y como han confirmado a Efe fuentes de la propia Fiscalía.

La Fiscalía ha iniciado los diligencias de investigación para averiguar si en el hospital psiquiátrico de Conxo, en Santiago de Compostela, se ha cometido un delito contra los derechos de las personas allí ingresadas, tal y como han confirmado a Efe fuentes de la propia Fiscalía. Tras la denuncia interpuesta por la asociación El Defensor del Paciente, tal y como recoge hoy el diario El País, la fiscalía tiene hasta seis meses de plazo para llevar a cabo la investigación; transcurrido ese tiempo, y en función de los resultados o bien se interpondrá una querella o se archivará la causa.

 

Miguel Salas, profesor de la Universitat Oberta de Catalunya y doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad de Barcelona, conoce bastante a fondo el hospital porque durante los cuatro años de su tesis basó parte de su investigación en el relato de vida de tres pacientes ingresados en Conxo, dos hombres y una mujer. Educador social por la Universidad de Santiago de Compostela, Salas explicó a Efe que uno de los pacientes por él estudiados llevaba 20 años internado, otro -que todavía sigue allí- 24 años y la mujer que llevaba 11 años murió en el transcurso de la investigación, por lo que no Salas no pudo realizar su relato de vida “por todos los obstáculos administrativos, médicos y jurídicos que nos pusieron para que pudiésemos elaborarlo”, dijo.

 

El objetivo de la tesis doctoral de Miguel Salas era investigar sobre las herramientas socioeducativas para enfrentar el sufrimiento psíquico; un recurso que, lamenta Salas, en Galicia se ha dejado bastante de lado. Para Salas incorporar la voz de las personas que viven en primera persona el sufrimiento vital “todavía está por hacer” y hace hincapié en que en el ámbito de la salud mental es “imprescindible” y una cuestión de “máxima urgencia”. Después de cuatro años de investigación, Salas considera que en Conxo existe “un abordaje muy centrado en un modelo cognitivo conceptual que no permite que las personas tengan un manejo libre, tanto de su tiempo como de sus recursos”.

 

En su conversación con Efe, Salas destaca que las incapacidades jurídicas de las personas ingresadas en Conxo están gestionadas por la propia institución, “con lo cual -indica- la toma de decisiones con respecto a cuestiones diarias como qué hacer una tarde allí no tiene cabida”. “Los tiempos están reglados; hay un tiempo para que te asees, un tiempo para que comas, un tiempo para que te laves los dientes, y un tiempo para que salgas al jardín”, explica Salas. Para este profesor, esa ausencia de libertad afecta a la construcción del yo y a las pequeñas decisiones del día que constituyen las gratificaciones cotidianas.

 

Según relata, en Conxo este tipo de cuestiones están sujetas siempre a sanciones; “la institución establece sanciones a partir de la transgresión de determinadas normas” y, dice, los pacientes “no tienen nada que decir con respecto a las pautas que gobiernan sus vidas” “Todo aquello que se sale de lo impuesto es sancionado esas sanciones al final acaban repercutiendo en el menoscabo de la autonomía personal”, opina.

 

Con respecto a la investigación abierta por la Fiscalía, considera que “es importante que se pueda poner sobre la mesa cóomo está funcionando a día de hoy un hospital psiquiátrico, el único manicomio que sigue abierto en el Estado español y donde se ha llevado parcialmente adelante la reforma psiquiátrica”. Salas considera positivo el hecho de que se lleve a cabo una investigación para determinar qué cuestiones son mejorables y acometer esas mejoras cuanto antes. “Creo que es fundamental, beneficioso y absolutamente necesario” para los derechos de las personas allí ingresadas, declaró.

Comentarios