sábado. 28.01.2023
Hepatitis C

La Plataforma de hepatitis alerta de documentación oficial que carece de veracidad

El portavoz de la plataforma gallega de afectados por la hepatitis C, Quique Costas, aludió hoy a la posibilidad de la existencia de documentos oficiales del Servizo Galego de Saúde (Sergas) que no sean del todo veraces con el propósito de retrasar o negar la administración de fármacos de última generación a pacientes hepáticos.

El portavoz de la plataforma gallega de afectados por la hepatitis C, Quique Costas, aludió hoy a la posibilidad de la existencia de documentos oficiales del Servizo Galego de Saúde (Sergas) que no sean del todo veraces con el propósito de retrasar o negar la administración de fármacos de última generación a pacientes hepáticos.

 

"En este momento tenemos indicios de que puede haber algún documento de los aportados por el Sergas que no reúna las exigencias de veracidad, no sólo en sus contenidos sino también en su datación, y hasta ahí puedo contar", dijo Costas en rueda de prensa.

 

El portavoz de la citada plataforma compareció hoy ante los medios de comunicación para ofrecer su versión a raíz de la citación como imputados, por parte del Juzgado de Instrucción número 3 de Compostela, del exdirector general de Asistencia Sanitaria del Sergas y ahora gerente del área de Vigo, Félix Rubial, y de la subdirectora general de Farmacia, Carolina González Criado-Mateo.

 

Ambos cargos de la sanidad gallega deberán declarar este mes ante el juzgado para responder de la supuesta comisión de prevaricación administrativa por presuntamente demorar y denegar costosos fármacos de última generación a enfermos de hepatitis C, algunos de los cuales fallecieron antes de ser tratados. La plataforma gallega de afectados por la hepatitis C estará personada como acusación popular en este procedimiento judicial.

 

"Tenemos fundadas sospechas de que se cometieron errores materiales documentales en el Sergas y pediremos que se investigue si son errores o son delitos", insistió Quique Costas. Expuso, además, que con el avance de la investigación judicial "se pueden ir produciendo novedades, tanto en la posibilidad de que emerjan nuevos delitos como de que puedan aparecer más personas imputadas por estos hechos o por otros".

 

Ante el procedimiento judicial que se inicia a raíz de estos hechos, el representante de la plataforma gallega de afectados por la hepatitis C se mostró optimista. "Tenemos el optimismo que nos puede dar la verdad", indicó. "Cuando uno se enfrenta a la Justicia sabiendo que lo que dice es la verdad pues siempre está confiado, tanto como investigado como cuando es el que reclama", subrayó. Sobre el que ha denominado amparo del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a los dos cargos de la sanidad gallega investigados, Costas criticó que si los mantiene en el ejercicio de sus funciones en la Administración pública y en el organigrama del Sergas "lo que está es avalando explícitamente toda la gestión que hicieron, incluso aquella parte de su gestión que está en este momento judicializada".

 

Añadió, en este sentido, que de no ser destituidos, Feijóo "estará vinculando su futuro político al futuro procesal de estas dos personas". Quique Costas no dudó al indicar que la Administración sanitaria gallega negó el tratamiento con los fármacos más novedosos a algunos pacientes porque eran tratamientos de muy elevado coste. "Lo único que los movió a ser tan hiperrestrictivos como fueron hasta la entrada en vigor del Plan Estratégico fueron criterios de ahorro presupuestario", señaló.

 

En esta línea, rebatió la cifra dada por el presidente de la Xunta cuando dijo que la inversión del Sergas el año pasado en el tratamiento de pacientes de hepatitis C superaba los 75 millones de euros. "Esa cifra no se gastaron en los nuevos medicamentos, ni siquiera incluyendo todos los pacientes tratados al amparo del Plan Estratégico Nacional a partir del 1 de abril. Eso es rotundamente falso e imposible", aseguró. Al hilo de esto rebatió al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuando, según Quique Costas, "tuvo la desfachatez de decir que se gastaron 1.080 millones de euros en los nuevos tratamientos para la hepatitis C".

La Plataforma de hepatitis alerta de documentación oficial que carece de veracidad
Comentarios