viernes. 24.05.2024

El gallego José Benito Calvo, afectado por talidomida y con derecho a un resarcimiento económico, ha considerado "infame" que la Audiencia Provincial de Madrid haya anulado el pago de una indemnización a los afectados que reclamaron 204 millones de euros por las malformaciones que les causó ese medicamento al entender prescrito el caso por el tiempo transcurrido.

 

"Esto es totalmente inesperado. No entiendo nada", ha dicho a Efe este coruñés, que nació con una pierna 28 centímetros más corta que la otra, sin rótula y con tres dedos, así como con una mano en la que tenía un dedo de menos. "Habíamos llegado de una vez por todas a algo y ahora..." se ha quejado, y ha recordado que en la dictadura franquista nadie denunciaba nada "porque por protestar te pegaban un tiro, y hoy mira qué ocurre, después de que uno haya esperado toda una vida".

 

Las víctimas de la talidomida en España se sienten, al igual que José Benito Calvo, "machacadas". El presidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite), José Riquelme, ha señalado hoy a Efe que los tres poderes del Estado, el ejecutivo, el legislativo y el judicial, han machacado a los afectados por este fármaco.

 

"Respetamos la decisión de la justicia, aunque no la compartimos", ha indicado Riquelme, quien ha considerado que la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid ha sido "un mazazo tremendo" y "un golpe muy bajo y muy fuerte" para los afectados de la talidomida. "Nos parece increíble y alucinante que la titular del juzgado de Primera Instancia número 90 de Madrid no viera prescripción anteriormente y ahora tres jueces de la Audiencia Provincial de Madrid hayan visto prescripción", ha declarado Riquelme.

 

El presidente de Avite ha destacado que van a seguir luchando, mientras tengan "aliento y vida", para reclamar indemnizaciones, y ha asegurado que recurrirán la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid ante el Tribunal Supremo, aunque tengan que esperar cuatro años más para ver qué dice la justicia en las altas instancias. "Vamos a seguir luchando hasta los últimos días de nuestras vidas", ha asegurado Riquelme, quien ha indicado que, durante el juicio, se demostró con el informe Heidelberg que la prescripción estaba rota porque había daños nuevos, permanentes y continuos.

 

Ha resaltado que "España es el único país que ha machacado a las víctimas de la talidomida", que cuentan con ayudas e indemnizaciones en todos los países del mundo procedentes del laboratorio o de los Gobiernos. El tribunal ha revocado la condena que el pasado mes de noviembre la jueza de Primera Instancia número 90 de Madrid, Gemma Susana Fernández Díaz, impuso a la farmacéutica Grünenthal al estimar parcialmente la demanda presentada por la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España.

 

Un gallego afectado por talidomida ve "infame" que se anule la indemnización