martes. 05.03.2024

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció hoy que el Consello aprobó destinar 127 millones de euros en los próximos dos años “a la adquisición de nuevos medicamentos CAR-T para pacientes con determinados tipos de cáncer de sangre”. Se trata, según explicó, de avanzar hacia una medicina “cada vez más personalizada y de precisión” a través de estas nuevas terapias oncológicas que “que permiten reconocer y destruir con mejor eficacia” las células tumorales.

Por una parte, el Consello autorizó el expediente de contratación, mediante acuerdo marco con un único empresario, del suministro sucesivo del medicamento Tisagenlecleucel, por un valor estimado de 55.040.000 euros. Se trata de un medicamento CAR (Chimeric Antigen Receptor) actualmente disponible como alternativa para pacientes diagnosticados de determinados tipos de cáncer de la sangre.

Y por otro lado, el Ejecutivo gallego también aprobó la contratación, mediante acuerdo marco con un único empresario, del suministro sucesivo del medicamento Axicabtagen Ciloleucel, por un valor estimado de 71.940.000 euros. Este fármaco, para pacientes diagnosticados de determinados tipos de cánceres de la sangre, también es uno de los medicamentos CAR actualmente disponibles cómo alternativa de tratamiento.

El Acuerdo marco para la contratación de estos medicamentos tendrá una duración de dos años y podrá ser objeto de prórroga. La duración total de los mismos y sus prórrogas no podrá exceder de cuatro años.

Para la fabricación de los CAR-T las células utilizadas son los linfocitos T que se extraen del propio paciente a través de una técnica de leucoaféresis, para ser modificados genéticamente in vitro (en el laboratorio) y así, una vez inoculados de nuevo al enfermo, tengan más capacidad para reconocer y destruir las células cancerosas.

Más de 26 tratamientos CAR-T administrados en la sanidad pública gallega

Los medicamentos CAR-T constituyen una nueva estrategia terapéutica para patologías que revisten especial gravedad. Hace falta remarcar que, en los últimos años, la terapia CAR se convirtió en una innovadora estrategia de tratamiento contra el cáncer, formando parte de la familia de los medicamentos de terapia avanzada, y que la diferencia de los medicamentos tradicionales, se obtienen a partir de componentes vivos manipulados que en este caso son células.

Estos fármacos se pueden elaborar desde la industria farmacéutica (los llamados CAR-T comerciales) o desde el sector público (CAR-T académicos).

Para la gestión de las solicitudes de terapia avanzada, tanto del circuito industrial como del académico, Galicia cuenta con la Unidad de Coordinación de Medicamentos de Terapias Avanzadas, adscrita a la Subdirección General de Farmacia del Sergas, para disponer de un modelo organizativo y asistencial común para toda Galicia que dé respuesta a los retos que se formulan.

El presidente resaltó que, hasta ahora, “59 pacientes gallegos fueron tratados con terapias CAR-T” y que desde “2021 ya no es preciso derivarlos a hospitales de fuera de la comunidad” sino que reciben en la comunidad este tratamiento.

Además, una de las grandes contribuciones en la lucha contra el cáncer puestas en marcha por la Xunta fue la creación de un centro de fabricación de terapias avanzadas, que supone el impulso a la atención personalizada de los enfermos de esta patología.

El centro, que cuenta inversión de más de tres millones de euros, está ultimando los preparativos para el inicio de la fabricación de CAR-T académicos en los primeros meses de 2024. Tal y como destacó Rueda, Santiago de Compostela será la primera ciudad de España en contar con un centro de estas características.

La Xunta destina 127 M€ a la adquisición de fármacos CAR-T para el tratamiento de...