miércoles. 29.06.2022
Operación Pokémon

Adrián Varela tiene hoy de margen para que se retire la querella contra él

El exedil de Deportes del Ayuntamiento de Santiago Adrián Varela tiene el día de hoy de margen para intentar que se retire la querella criminal interpuesta contra su persona por la presunta comisión de un delito contra el ejercicio de los derechos cívicos al buscar despedir a una empleada de Sermasa.

El exedil de Deportes del Ayuntamiento de Santiago Adrián Varela tiene el día de hoy de margen para intentar que se retire la querella criminal interpuesta contra su persona por la presunta comisión de un delito contra el ejercicio de los derechos cívicos al buscar despedir a una empleada de Sermasa.

 

El delegado sindical de la CIG en este consistorio gallego, Antonio López, ha reiterado su ofrecimiento a Varela de retirar la denuncia interpuesta en su contra si "hace públicos" esos supuestos nombres instigadores del despido contra su mujer, Isabel Gómez, al trascender del sumario de la operación Pokemon unas conversaciones entre el jefe de Sermasa en Santiago y el jefe de Vendex en Galicia en las que se aseguraba que "las órdenes vienen de arriba".

 

"Por ello pensamos que él (Adrián Varela) no es el brazo ejecutor", ha incidido López en declaraciones a Efe. Hasta el momento no tienen conocimiento de que el exconcejal de Deportes, citado a declarar mañana, tomase una decisión al respecto, pero, tanto López como su compañera, han afirmado que su abogado conoce la voluntad de esta pareja y López ha añadido que, en el caso de que Varela no proporcione estos nombres "de los de arriba", pues "entendemos que el responsable es él".

 

Adrián Varela, acusado de tráfico de influencias, cohecho y falsedad documental en la operación Pokemon, contó el 17 de junio de 2013 a la jueza instructora Pilar de Lara que tuvo una "reacción en caliente" en la que pidió a un cargo de Sermasa, filial de Vendex, grupo empresarial epicentro de esta trama, el despido de una de sus trabajadoras casada con Antonio López, un hombre que le estaba tocando mucho "los huevos". El sindicalista siempre ha afirmado que cree que Varela no era el brazo ejecutor, pero, en todo caso, esas conversaciones no se trataron de un "calentón" porque el responsable de Sermasa en Santiago, Alberto Quintana, imputado también el marco de la misma causa, le comentó a López que "en más de siete u ocho ocasiones" le requirió que se ejecutara el despido.

 

Por ello, el matrimonio ha solicitado que Quintana sea llamado a declarar en "calidad de testigo" al entender que es una pieza "clave", hecho que la magistrada está sopesando, ha reflejado. Isabel, la mujer del sindicalista, se encuentra "muy mal" al no estar acostumbrada a ser el centro de atención de la información, y lo que pide es realizar su trabajo lo mejor posible y olvidarse "cuanto antes de esto".

 

Adrián Varela tiene hoy de margen para que se retire la querella contra él
Comentarios