lunes. 08.08.2022

Alfonso Basterra no declaró durante la instrucción a petición de su abogada

La abogada Belén Hospido, que representa a Alfonso Basterra, acusado de matar a su hija adoptiva Asunta, ha explicado hoy que su cliente decidió no declarar durante la fase de instrucción únicamente por recomendación de la letrada que lo asiste, ella, y no, en cambio, por propia iniciativa.

La abogada Belén Hospido, que representa a Alfonso Basterra, acusado de matar a su hija adoptiva Asunta, ha explicado hoy que su cliente decidió no declarar durante la fase de instrucción únicamente por recomendación de la letrada que lo asiste, ella, y no, en cambio, por propia iniciativa.

 

En la jornada de hoy, de alegaciones previas, Hospido ha admitido que después de escuchar "tantas veces" en los medios de comunicación que el padre de la menor "no quiso colaborar" con la investigación, se sintió incluso "culpable" por la recomendación formulada a su cliente. "Porque no lo hizo (no declarar) por iniciativa propia, lo hizo porque yo se lo recomendé", ha señalado con insistencia.

 

Fue una sugerencia, la suya, basada en la forma en la que se llevó a cabo la instrucción que, a su parecer, "estuvo encaminada", teledirigida, hacia la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, los progenitores de la víctima.

 

"No se veía más que lo que se quería ver", ha criticado Belén Hospido, que ha insistido en que no existe "evidencia" alguna de que el día de la muerte de Asunta su patrocinado "haya salido de su casa", a excepción de que sin ese hecho "al juez instructor, José Antonio Vázquez Taín, no le cuadraban las cuentas". Durante su alegato, esta abogada se ha dirigido este miércoles al jurado popular para que intenten entender los comportamientos que van a traslucir de Basterra, ya que "no todas las personas somos iguales".

 

Se ha referido, por ejemplo, a la reacción del padre de la menor tras la muerte de su hija, diferente a la de Rosario Porto, una serenidad aparente que se ha tildado de "extraña", una idea que no comparte. "Se olvida uno de que estamos hablando de un momento en el que estaban sometidos a toda la presión que supone la pérdida de una hija", un hecho del que su defendido aún no se ha repuesto en "dos años que han sido eternos".

 

Asimismo, ha aludido Hospido a diferentes "problemas" que ha tenido ella misma para elaborar la defensa de Basterra puesto que hay episodios a los que "no puede contestar, no se acuerda", menos después de la presión sufrida los días posteriores al 21 de septiembre de 2013, el día en que Asunta perdió la vida, pese a ser localizado su cadáver en la madrugada del 22 en una pista forestal de Teo (A Coruña).

 

"No se acuerda de que haya sido yo la abogada que lo asistí en un primer momento, me lo cuenta como si no estuviese allí", ha relatado Hospido para hacer ver con esto la situación con la que se ha encontrado. Ha insistido en que Alfonso Basterra es una víctima más de este proceso, ya que "nadie sintió" tanto su pérdida como "sus padres", no la sintieron "otros señores que se presentaron como la voz de Asunta y no la conocían", en alusión indirecta a la asociación Clara Campoamor, personada como acusación popular.

 

"Pase lo que pase, los que se van a tener que enfrentar al día tras día sin Asunta son ellos", ha subrayado. Belén Hospido ha rechazado haber mantenido una estrategia común con el compañero que se ocupa de la defensa de Rosario Porto, el penalista José Luis Gutiérrez Aranguren, a pesar de que sí han coincidido en las críticas a la forma de instruir este caso.

 

La abogada también ha negado que el propósito de su escrito de calificación fuese tratar de "trasladar la culpa" hacia Rosario Porto, al reconocer que fue Alfonso Basterra quien compró el medicamento supuestamente administrado a la niña, pero para el consumo de su ex-mujer, debido a sus problemas de depresiones.

 

El motivo de que adquiriese para Rosario Porto este medicamento fue "intentar contribuir" a la mejora del estado anímico de Porto, que en aquel momento no era bueno, pero insiste en que relatar este extremo en su escrito no es para culpar a la otra imputada. Asunta Basterra Porto fue localizada en la madrugada del 22 de septiembre de 2013, sin vida, en una pista forestal de Teo (A Coruña), y sus padres, que la adoptaron cuando no había cumplido siquiera un año, son los únicos imputados por esta muerte violenta que ahora se juzga.

Alfonso Basterra no declaró durante la instrucción a petición de su abogada
Comentarios