viernes 22/10/21
Caso Andrea

Andrea tendrá una "muerte digna"

La pequeña Andrea, aquejada de una enfermedad degenerativa e incurable, tendrá una "muerte digna", según ha informado hoy el letrado que asiste a su familia, Sergio Campos, a la salida del hospital en el que la paciente está ingresada y tras una reunión con el equipo médico.

Los médicos retirarán la alimentación a la pequeña Andrea, aquejada de una enfermedad degenerativa incurable, según ha señalado hoy el letrado que asiste a su familia, Sergio Campos, tras reunirse con el equipo médico, y fuentes hospitalarias han dicho que esto obedece a un acuerdo entre los parientes de la menor y los clínicos que la atienden.

 

El juzgado de familia de Santiago, el de primera instancia número seis, que es el que entiende del caso, recibió hoy por la mañana, tal y como han informado fuentes judiciales, una notificación del centro médico compostelano en el que está Andrea en la que se comunicaba, para ella, una nueva posibilidad de tratamiento paliativo consistente en retirar la alimentación y mantener únicamente la hidratación necesaria para permitir la sedación.

 

Tras una reunión en el edificio judicial con los padres de esta adolescente, desde el propio juzgado se ha emplazado a las partes (padres y hospital) a mantener una reunión enseguida y, en caso de llegar a acuerdo sobre el plan propuesto, algo que ha ocurrido, enviar al juzgado el consentimiento oportuno por parte de los progenitores.

 

El juzgado realizará ahora un seguimiento para comprobar el cumplimiento. El abogado de la familia de Andrea, Sergio Campos, a la salida de la entrevista mantenida en el hospital, ha dicho a los informadores que la niña tendrá una muerte digna, como pedían sus padres, Estela Ordóñez y Antonio Lago, y ha celebrado que finalmente "la cordura" se haya impuesto y que la petición haya sido atendida.

 

No ha especificado si esto se debe, en modo alguno, a la mediación del juzgado, ya que en el encuentro en el complejo hospitalario universitario de Santiago (CHUS) en el que está ingresada la paciente, lo que ha ocurrido es que "nos han hecho saber que mudan el criterio, que proceden a la retirada de la alimentación", y en este momento "tampoco sabemos exactamente qué es lo que ha pasado por la mente del equipo médico para variar sustancialmente" su postura, ha dicho.

 

Ha señalado Campos que desconoce si el desenlace será cuestión de días o de semanas, pero "lo que sí está claro es que Andrea va a tener un final dulce, un poco más fácil que la vida que ha tenido hasta ahora", por lo que, en todo caso, ha agradecido al juez su trabajo, así como al Ministerio Fiscal y al equipo del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga). Los progenitores de la pequeña no han bajado a esta conferencia de prensa y han pedido respeto e intimidad, dado que "empieza el momento de la cuenta atrás y están preparándose para despedirse de Andrea como corresponde", una niña a la que en breve visitarán sus abuelos.

 

De este caso, ha comentado Sergio Campos que muestra que todas las vidas, por lo "incompletas que sean", porque Andrea "nunca habló, nunca caminó, nunca se pudo relacionar", pueden ser decisivas, al enseñar a los demás "el camino a seguir", como ha ocurrido en esta situación, ha expresado.

 

Ha subrayado Sergio Campos, acerca del plan terapéutico a adoptar, que a Andrea se le va a dejar una "mínima dosis" de hidratación, "la suficiente, la justa, para que los fármacos actúen", dado que "el organismo necesita de algo de hidratación para metabolizar" los sedantes, "y es únicamente lo que se le va a administrar, una sedación entendemos que fuerte, para que la niña no sienta dolor, y la mínima hidratación para que esa sedación surta efecto".

 

Sobre el procedimiento judicial, ha apuntado que no se va a archivar hasta que haya un desenlace, que, según les ha informado un médico forense, ha insistido, puede ser cuestión de solamente unos días, o de 38, o 40, por lo que "hay que ser cautos". Sergio Campos presentó recientemente, vía judicial, una solicitud de suspensión del tratamiento médico que estaba recibiendo la menor debido a la "extrema gravedad" de su situación y a la "absoluta irreversibilidad" de su dolencia.

 

"La vida de Andrea durante todos estos años no ha sido nada fácil y consideramos que con esta medida su futuro pueda ser un poco más dulce y fácil", había explicado a los periodistas el pasado día 2 de este mes y a las puertas del hospital gallego, donde consideró que "la razón nos asiste y la ley está de nuestra parte". El juzgado número seis de Santiago, con fecha de finales de julio, había autorizado el plan terapéutico y paliativo pautado por el servicio de Pediatría para Andrea. La semana pasada se hizo una nueva consulta.  

Comentarios