sábado 31/7/21

Dos años de cárcel para un hombre que abusó de una amiga que estaba ebria

Un hombre acusado de abusar sexualmente de una mujer que era su amiga cuando estaba bajo los efectos del alcohol ha admitido los hechos y ha aceptado una pena de prisión de dos años.

justicia7

Un hombre acusado de abusar sexualmente de una mujer que era su amiga cuando estaba bajo los efectos del alcohol ha admitido los hechos y ha aceptado una pena de prisión de dos años.

El acusado ha aceptado este viernes ser condenado, como autor de un delito de abuso sexual, con las atenuantes de reparación del daño y embriaguez, aunque la pena de prisión se suspende durante dos años con la condición de que durante ese periodo no delinca.

También, han informado fuentes judiciales, ha sido condenado a cinco años de libertad vigilada, tiempo durante el cual no podrá comunicarse ni aproximarse a la víctima, a la que tendrá que indemnizar con 2.000 euros.

Además, deberá someterse a un diagnóstico y, en su caso, a tratamiento de su problemática con el alcohol.

La sentencia ha sido dictada por conformidad al haberse alcanzado un acuerdo entre la defensa y la Fiscalía por lo que no se ha llegado a celebrar la vista oral prevista, y que iba a ser a puerta cerrada.

Los hechos se remontan al 16 de febrero del 2019 cuando ambos quedaron para acudir a un concierto de rock en un bar de la localidad ribeirense.

Tras encontrarse en la estación de autobuses, fueron al vehículo del acusado, aparcado en el muelle, donde empezaron a consumir alcohol y luego prosiguieron la ingesta en el bar del concierto, donde estuvieron alrededor de una hora antes de regresar al vehículo.

Más tarde, fueron nuevamente al local y siguieron bebiendo.

Fue en dicho momento, debido a estas sucesivas ingestas, cuando la mujer “se empezó a marear mucho, y se fueron a sentar a las escaleras del auditorio”.

La mujer, indica la Fiscalía, “sufrió una gran disminución y/o anulación de sus facultades volitivas e intelectivas fruto de la intoxicación etílica de 1,96 gramos por litro en sangre y 2,06 en orina, lo cual le impedía reaccionar frente a las conductas del acusado frente a ella”.

Por ello, el Ministerio Fiscal considera que el acusado se aprovechó del estado de la víctima para tener con ella relaciones sexuales sin que aquella consintiera realizándole “tocamientos por todo el cuerpo, incluidas sus partes íntimas”.

Comentarios