domingo. 04.12.2022

Condenan a un año y tres meses a un profesor apartado por vejar a alumnas

El profesor de Matemáticas de la Universidad de Santiago (USC), Luciano Méndez, que había sido apartado por vejar a alumnas, ha sido condenado a un año y tres meses de cárcel por un delito de atentado, tras agredir en la puerta de la comisaría de la Policía Nacional a dos agentes en junio de 2018.
clase vacia universidad
El profesor de Matemáticas de la Universidad de Santiago (USC), Luciano Méndez, que había sido apartado por vejar a alumnas, ha sido condenado a un año y tres meses de cárcel por un delito de atentado, tras agredir en la puerta de la comisaría de la Policía Nacional a dos agentes en junio de 2018.

La sección sexta de la Audiencia Provincial -con sede en Santiago- ha sentenciado a Méndez a un año de cárcel por el delito de atentado y a tres meses por un delito leve de lesiones, que incluye además una multa de 180 euros y el pago de una indemnización de 2.475,26 euros a uno de los agentes, además de las costas judiciales.

Méndez fue suspendido de empleo y sueldo en la USC como consecuencia de un expediente disciplinario que la universidad abrió contra él, tras las denuncias de una alumna que afirmó que la había vejado, al realizar diversos comentarios sobre su escote durante la clase.

Centenares de alumnos se concentraron para pedir la dimisión de este profesor, que en 2018 también mostró su apoyo a los violadores integrantes de La Manada.

Ahora, la Audiencia Provincial confirma la condena que anteriormente había fallado el Juzgado de lo Penal número 2 de Santiago, que declaró probado que Méndez, el 27 de junio de 2018, hacia las 20:50 horas, "estaba aparcado enfrente de la Comisaría de Policía de Santiago de Compostela" intentando arrancar su vehículo y que, tras no conseguirlo, se acercó a él uno de los agentes afectados.

Este, "tras apartar un cono que le dificultaba la salida, le dijo a través de la puerta abierta del coche que probablemente no arrancaba por la acción del inhibidor de frecuencia".

Fue entonces cuando el profesor "reaccionó de manera violenta e intentó cerrar la puerta con el agente en el medio, habiéndole llegado a golpear en la espalda hasta en dos ocasiones", añade la sentencia.

Según los hechos, Méndez salió del coche y le propinó un fuerte manotazo en la cabeza al agente y otro "fuerte golpe en el pómulo izquierdo y en la nariz" a un segundo policía.

"Acudieron, entonces, otros tres para reducir al acusado, que se revolvió con violencia, habiendo sido detenido, finalmente, y trasladado a dependencias policiales".

El magistrado señala en la sentencia que uno de los policías sufrió lesiones en el cuello, nariz y pómulo, que tardaron 46 días en sanar, y por los cuales estuvo incapacitado para su profesión habitual.

Al otro funcionario, que se reservó el derecho a ejercitar acciones civiles contra el profesor, le causó una contusión facial.

La Audiencia ha rechazado en su escrito los argumentos de Luciano Méndez para librarse de la condena y ha señalado que tanto los vídeos de las cámaras de seguridad de la comisaría como los testimonios de varios agentes y los partes médicos prueban los hechos.

Ante la sentencia, cabe recurso de casación.

Condenan a un año y tres meses a un profesor apartado por vejar a alumnas
Comentarios