miércoles 25/5/22

Declaran "improcedente" una sanción a 2 bomberos forestales por uso de equipos

El Juzgado de lo Social de Ávila ha declarado "improcedente" la sanción de cinco días de suspensión de empleo y sueldo impuesta por la empresa TRAGSA a dos bomberos forestales de la Brigada abulense de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) del Puerto "El Pico", por uso indebido de equipos.

El Juzgado de lo Social de Ávila ha declarado "improcedente" la sanción de cinco días de suspensión de empleo y sueldo impuesta por la empresa TRAGSA a dos bomberos forestales de la Brigada abulense de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) del Puerto "El Pico", por uso indebido de equipos.

 

La empresa decidió imponer esta sanción a los dos trabajadores por considerar que habían realizado una utilización indebida del Equipo de Protección Individual (EPI) en la marcha reivindicativa por las calles de Santiago de Compostela (A Coruña) el pasado 15 de octubre, para reivindicar mejores condiciones laborales. Esa misma sanción también se hizo extensiva a otros seis trabajadores más de las bases de Laza (Ourense) -4-, Tineo (Asturias) -1- y La Iglesuela (Toledo) -1-, aunque sus juicios aún no se han celebrado, según han informado a Efe los bomberos forestales de la BRIF del Puerto "El Pico".

 

La sentencia a la que ha tenido acceso Efe estima la demanda formulada por los dos trabajadores abulenses contra TRAGSA y revoca la sanción impuesta, condenando a la empresa a "dejar sin efecto la misma y a abonar los salarios dejados de percibir como consecuencia de ésta". El fallo, contra el que no cabe recurso, rechaza en sus fundamentos de derecho que los trabajadores hicieran un uso particular de los EPIs, ya que "su utilización se llevó a cabo para fines colectivos (...) como son la mejora de las condiciones laborales".

 

La sentencia recuerda que el convenio colectivo de TRAGSA considera falta grave "la utilización de los EPIs proporcionados por la empresa fuera de la jornada y lugar de trabajo", debiendo entenderse como utilización indebida "la que obedece a usos particulares", tal y como figura literalmente la carta de sanción. Sin embargo, el juez considera que "no es el caso", ya que el uso del material tuvo como objetivo unos "fines colectivos", para conseguir la mejora de las condiciones laborales y la adquisición de la categoría profesional, entre otras reivindicaciones. Ante este pronunciamiento fechado el pasado 13 de enero, los trabajadores consideran que se trata de "un nuevo varapalo" a una empresa a la que acusan de tratar de "amedrentar al colectivo con una sanción múltiple y contundente".

 

Sin embargo, creen que esta situación ha sido "un nuevo revulsivo para seguir luchando" por lo que creen que es suyo, consiguiendo "unirles más, si cabe". Asimismo, denuncian el "poco carácter dialogante" y la "poca iniciativa de cara a la resolución de conflictos que la empresa muestra de cara a este colectivo, que tras veinticinco años de servicio reivindica unas condiciones más dignas".

 

"Deseamos que esta victoria se haga extensible a los otros seis compañeros que a día de hoy siguen a la espera de la eliminación de su injusta sanción", han sostenido los bomberos forestales de la BRIF abulense. Según ha señalado a Efe, en el segundo juicio a raíz de esta sanción participarán este jueves los cuatro trabajadores de Laza (Ourense).

 

Declaran "improcedente" una sanción a 2 bomberos forestales por uso de equipos
Comentarios