miércoles. 28.09.2022

Discrepancias en el Ayuntamiento de Santiago con la sentencia de los cesados

El alcalde de Santiago, Agustín Hernández, ha reiterado que el Ayuntamiento todavía está analizando la presentación de un recurso ante la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG) que ordena reponer en sus cargos al secretario y a la interventora general cesados en su mandato por el ex regidor Gerardo Conde Roa. 

El alcalde de Santiago, Agustín Hernández, ha reiterado que el Ayuntamiento todavía está analizando la presentación de un recurso ante la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG) que ordena reponer en sus cargos al secretario y a la interventora general cesados en su mandato por el ex regidor Gerardo Conde Roa. Según el auto emitido por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, tras un proceso a instancias de la CIG, el Ayuntamiento debe reincorporar a ambas personas, que fueron cesadas de sus puestos en 2012.

 

El pasado año el TSXG declaró nulas las plazas de secretario e interventor de apoyo creadas para recolocar a quienes ocupaban el cargo inicialmente. En declaraciones a los informadores, Hernández ha insistido hoy en que el Gobierno local todavía está meditando las acciones a tomar, para lo que tiene de plazo hasta el próximo lunes, una decisión que tomarán "respetando y acatando" lo esgrimido en el auto "como en cualquier otra sentencia", a pesar ha subrayado de que se acate "discrepando de su contenido".

 

El regidor ha pedido "prudencia" para esta decisión puesto que afecta a la situación laboral de "cuatro personas que ven modificada" su posición, y que en todo caso debe tomarse "desde la perspectiva de los intereses generales" del Ayuntamiento. Por otro lado, el responsable de la sección sindical de la CIG en el Ayuntamiento de Santiago, Xavier Picón, ha indicado esta mañana que a pesar de que Raxoi finalmente decida recurrir el fallo por el cual además de restituir a los anteriores cargos debe cesar a los que en la actualidad ocupan sus plazas, quienes fueron nombrados en 2012, la sentencia no se paralizará.

 

"Existe la posibilidad de un recurso de reposición, pero éste no tiene carácter suspensivo", ha explicado el sindicalista, por lo que aunque recurra el Ayuntamiento dispondrá de un mes para ejecutar el fallo, mientras que de no cumplirlo el auto recoge la posibilidad de imponerle una multa al actual regidor de un mínimo de 1.000 euros.

 

El representante de CIG ha censurado además que el "proceder" del actual regidor es "todavía más grave" que el de los exalcaldes Gerardo Conde Roa y Ángel Currás, puesto que Hernández "incumple una sentencia firme". Para la CIG la estrategia de Hernández está dirigida a "dilatar de forma fraudulenta" este proceso hasta las elecciones municipales que se celebrarán el próximo mayo. Además, desde la CIG han demandado que sean los tres alcaldes populares de esta legislatura quienes se hagan cargo del "despilfarro" que ha supuesto este litigio para la capital gallega.

 

La central sindical ha calculado que el gasto supuesto por este proceso es de 600.000 euros, 450.000 euros procedentes de los sueldos de los trabajadores, y 150.000 euros de la defensa jurídica utilizada por el grupo popular, que eligió un bufete "no precisamente de los baratos". Así, han reclamado a "los regidores" que sean ellos quienes "se hagan cargo de este caprichito", petición ante la que Agustín Hernández ha replicado que "cualquier fuerza sindical puede pedir lo que quiera".

 

Discrepancias en el Ayuntamiento de Santiago con la sentencia de los cesados
Comentarios