sábado. 02.03.2024

El caso del docente de la Universidad de Santiago (USC) Luciano Méndez que fue detenido por la presunta comisión de un delito de violencia machista, tras agredir presuntamente a una mujer con la que mantenía una relación, irá por lo penal, al no producirse conformidad este miércoles en el juicio rápido. El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha informado de que fue citado en el juzgado de instrucción número tres de Santiago, el competente en Violencia sobre la Mujer, pero no hubo aquiescencia, por lo que el asunto será derivado ahora a un juzgado de lo penal para su enjuiciamiento.

 

La supuesta perjudicada, que tras una riña entre ambos había avisado a las autoridades, tras lo cual la Guardia Civil de Brión (A Coruña) procedió al arresto del profesor en el municipio de Teo, muy próximo a Compostela, ha solicitado ahora el archivo de las diligencias y no ha querido que se acuerde medida cautelar alguna contra este hombre. En todo caso, la Fiscalía, en base a las declaraciones de los agentes, acusa por un delito de "maltrato de obra" en el ámbito de la violencia de género, informa la misma fuente, el cual contempla el artículo 153, que se centra en cuando la ofendida sea o haya sido esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a alguien por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia.

 

La Universidad de Santiago (USC) abrió el 11 de mayo del año pasado un expediente informativo a Luciano Méndez, que empleó sus redes sociales para dar a conocer en un vídeo su opinión de que la víctima de La Manada de los Sanfermines "disfrutó". "Llegan allí, se deja hacer, evidentemente, y goza. No vi el vídeo, pero no lo necesito", difundió en su redes. Y, pese a esta medida disciplinaria, en su muro abierto de Facebook llegó a lanzar después otro documento audiovisual para comentar que la "razón" estaba de su lado.

 

"La probabilidad de que las cosas sean como yo las conté son de un noventa y muchos por ciento", había dicho. Méndez Naya saltó por primera vez a la prensa, no obstante, por realizar unos comentarios machistas en 2016 sobre el escote de una de sus alumnas, que acabó dejando sus estudios. Fue sancionado por esos hechos con la suspensión de empleo y sueldo por un período de dos meses, y numerosos estudiantes se movilizaron en su contra. En 2018 también protagonizó un incidente en la capital gallega con dos policías que le advirtieron de que no podía aparcar en las inmediaciones de la comisaría. Entonces, estuvo arrestado por lesiones y un delito de atentado a la autoridad.

El caso del docente detenido por presunta violencia machista irá por lo penal