jueves 21/10/21
Juicio | Robo del Códice Calixtino

El deán deseaba una pena menor para el ladrón del Códice Calixtino

El deán de la Catedral de Santiago de Compostela, Segundo Pérez, ha confesado hoy que a él le hubiese gustado que la sentencia que condena a diez años de prisión al electricista gallego Manuel Fernández Castiñeiras, ladrón del Códice Calixtino, fuese menor porque la cárcel "asusta mucho". 

El deán de la Catedral de Santiago de Compostela, Segundo Pérez, ha confesado hoy que a él le hubiese gustado que la sentencia que condena a diez años de prisión al electricista gallego Manuel Fernández Castiñeiras, ladrón del Códice Calixtino, fuese menor porque la cárcel "asusta mucho". En una conferencia de prensa por otro asunto celebrada en esta ciudad, ante las preguntas de los informadores, ha agregado este religioso: "Yo no sólo diría perdonarle algo (de tiempo), sino que realmente no tuviera que ir a la cárcel porque eso desestructura la familia".

 

Segundo Pérez ha manifestado también que sabe de lo que habla al referirse a los penales, porque lo hace "desde la experiencia" vivida por él, "muy de cerca", en su caso mediante el trato con los presos en su anterior puesto como delegado de Cáritas. Esto le sirvió para conocer las consecuencias de un encarcelamiento y por ello se considera en disposición de decir que la gente "no sabe lo que es" estar en prisión, al menos hasta que se palpa de cerca. Asimismo, el deán ha subrayado que el cabildo catedralicio perdonó a Castiñeiras, que prestó sus servicios al templo como autónomo durante años, y ha apuntado que la pena pedida por la acusación particular, que en este juicio ejerció la Iglesia, se produjo por consejo del abogado y exclusivamente por "razones técnicas".

 

"A la gente le sorprende, pero las razones nos las dio el letrado", ha remarcado. Y, aunque el deán ha lamentado el rocambolesco robo producido en 2011, que "deterioró mucho la imagen de la Catedral", también ha afirmado que ahora es momento de mirar hacia "el futuro" y tener en cuenta "las cosas buenas" que este suceso propició: "Ahora tenemos una gestión transparente, clara y modélica". Ha avanzado Segundo Pérez que en "próximos días" la Catedral de Santiago presentará el balance de las cuentas del año 2014, las cuales "evidenciarán esta correcta gestión".

 

El administrador de la Catedral, Francisco Domínguez, quien lo ha acompañado, ha insistido en que en la actualidad es "totalmente imposible" que sucediese un hecho similar en la basílica compostelana, ya que las medidas de seguridad "son tan fuertes" que sería necesario un "asalto con armamento" para entrar en una "cámara blindada como es hoy la Catedral". Domínguez también se ha referido al dinero con el que se ha de indemnizar a la Catedral y ha asegurado que se utilizará para subsanar las "necesidades de restauración y conservación" que presenta el edificio eclesiástico.

 

Y el administrador, al igual que el deán, también ha celebrado que tras este lamentable episodio, la Catedral consiguiese ver "renacer" el concepto administrativo, y esto con un "gran rigor y transparencia". El electricista gallego Manuel Fernández Castiñeiras, juzgado por el robo del Códice Calixtino y de una suma mayúscula de dinero, ha sido condenado a diez años de prisión y a una multa de 268.425,11 euros por los delitos de hurto, robo continuado y blanqueo de capitales.

 

Comentarios