sábado 27/11/21

El desafío del saneamiento integral de las aguas gallegas

Aunque en la última década Galicia ha incrementado su capacidad de depuración en casi diez puntos, la mitad de las depuradoras municipales funcionan de forma deficiente. Para paliar esta situación, la Xunta creará una nueva sociedad pública que prestará apoyo a los concellos en materia de gestión de saneamientos hidráulicos.

Aunque en la última década Galicia ha incrementado su capacidad de depuración en casi diez puntos, la mitad de las depuradoras municipales funcionan de forma deficiente. Para paliar esta situación, la Xunta creará una nueva sociedad pública que prestará apoyo a los concellos en materia de gestión de saneamientos hidráulicos.

 

Por todos es sabido que el agua es un recurso esencial para la subsistencia, tanto de los seres humanos como de los animales y de las plantas. El agua incide directamente en la vida de las personas ya que, además de constituir un factor de calidad ambiental, también es fundamental para la producción económica, dado que de este recurso natural dependen directamente actividades tan importantes para la región como son la pesca, el marisqueo, la acuicultura e incluso el turismo.

 

En consecuencia, cuidar del buen estado de las aguas significa proteger la salud pública, preservar el medio natural, particularmente los ríos y las rías, y favorecer la actividad productiva. Esta es una tarea que atañe a toda la ciudadanía, que ha de evitar verter residuos y basuras, a las empresas, que deben cumplir escrupulosamente las normativas vigentes y a las instituciones.

 

depuradora2

 

En este sentido, el correcto saneamiento y abastecimiento de agua viene siendo uno de los objetivos estratégicos del Gobierno gallego a lo largo de la última década, no solo para cumplir con la normativa europea, sino también para preservar la sostenibilidad medioambiental y socioeconómica relacionada con este recurso natural.

 

Así, en los últimos diez años, el ejecutivo autonómico ha invertido más de 1.100 millones de euros en obras hidráulicas, gracias a los cuales se han podido llevar a cabo 350 actuaciones de saneamiento en 165 concellos distintos. En este sentido, cabe recordar que son los concellos los que tienen las competencias de gestión del ciclo urbano del agua.

 

Más y mejores depuradoras

Hace 30 años, la comunidad autónoma solo contaba con cinco depuradoras activas, y el resto de las aguas eran vertidas directamente a los ríos y a las rías o, en el mejor de los casos, se efectuaba un simple pretratamiento antes del vertido. Hoy en día, Galicia cuenta con 148 depuradoras totalmente operativas, de las cuales muchas de ellas han sido construidas a lo largo de la última década.

 

depuradora3

 

De hecho, 45 nuevas depuradoras prestan servicio a un millón y medio de gallegos y gallegas, lo que supone la mitad de la población de toda la comunidad. Por ejemplo, en el año 2017 entró en servicio la depuradora de Lagares, en Vigo, que contó con una inversión de 80 millones de euros por parte de la Xunta y se convirtió en la más importante obra hidráulica de los últimos dos años. La depuradora de Lagares ha permitido culminar el saneamiento de la parte exterior de la ría de Vigo, consiguiendo reducir de manera muy significativa la afección de la mayor aglomeración urbana de Galicia y, a la vez, cumplir con la normativa comunitaria.

 

Además, también en los últimos tiempos finalizó el saneamiento de Ribeira, que ya había estado en el punto de mira de la Comisión Europea pero que, ahora, cumple con todos los requerimientos comunitarios gracias a una inversión de 18 millones de euros efectuada por el ejecutivo autonómico.

 

Asimismo, la Xunta invirtió casi 100 millones de euros para mejorar el saneamiento local y la calidad de las aguas de la ría del Burgo en la que, a día de hoy, es posible realizar actividad marisquera, gracias a la mejora de la calidad de sus aguas, que a ha pasado de encontrarse en la clasificación c a la b.

 

Sin embargo, además de acometer las inversiones necesarias para la construcción de nuevas depuradoras o para su mejora, es preciso que la Xunta lleve a cabo una labor de vigilancia, inspección y asesoramiento de las instalaciones que son entregadas a los concellos, con el fin de garantizar que estas ingentes inversiones en materia de saneamiento sostienen instalaciones que seguirán siendo eficaces durante toda su vía útil.

 

depuradora4

 

En este sentido, y dado que de nada sirve invertir en EDARES (estaciones depuradoras de aguas residuales) si posteriormente su explotación y mantenimiento no se realizan de la forma adecuada, el Gobierno autonómico está desarrollando un Plan de control de vertidos, con el fin de luchar contra los aportes contaminantes desde tierra al mar. Fruto de esta actividad de control, ya se han logrado subsanar más de medio millar de vertidos contaminantes al dominio público marítimo-terrestre, de los cuales la mitad fueron enmiendas de vertidos en las rías.

 

Gracias a este trabajo, Galicia ha dado un gran salto cualitativo en lo que a saneamientos se refiere, que se traduce en tres aspectos fundamentales. Por un lado, desde el año 2009, la capacidad de depuración de la comunidad autónoma se ha incrementado para dar servicio a casi 1,5 millones de personas más.

 

Por otro lado, actualmente el 90% de las aglomeraciones urbanas cumplen la directiva europea en materia de depuración de aguas residuales y, en este sentido, cabe destacar que en el año 2007 solo el 50% de las aglomeraciones urbanas cumplían esta normativa.

 

Además, en el año 2009 el estado de las aguas era bueno en el 67% de las mismas. A día de hoy, el 76% de las masas de agua está en buen estado, lo que supone un aumento de casi diez puntos porcentuales en la última década.

 

Nueva sociedad pública de apoyo a los concellos

En cualquier caso, y pese a los avances logrados en los últimos años, es necesario seguir trabajando para lograr el saneamiento integral de todas las rías y los ríos gallegos. Y este es, precisamente, el gran objetivo del ejecutivo gallego.

 

Así, Augas de Galicia dispondrá el año próximo de un aumento de un 10% en su presupuesto, sumando así 100 millones de euros más para reforzar el apoyo a los concellos en sus competencias de saneamiento y abastecimiento. De este modo, la colaboración técnica y financiera de la Xunta con los concellos se concretará en partidas que suman más de 70 millones de euros.

 

Gracias a estas inversiones, será posible continuar o finalizar proyectos que redundarán en la mejora del saneamiento de las rías gallegas, como el de Malata, en Ferrol, el de Pontedeume o el de Rianxo. En cuanto a los próximos proyectos, se iniciarán las obras de la EDAR de Viveiro y se efectuarán las actuaciones de saneamiento de Cabanas.

 

Asimismo, próximamente se realizará la mejora de la depuradora de Placeres y el emisario submarino en la ría de Pontevedra. Para llevar a cabo el saneamiento de la ría de Pontevedra, el ejecutivo autonómico invertirá casi 60 millones de euros, cifra que supone la mayor inversión en materia de saneamiento en los próximos años.

 

Además, y debido a que más de la mitad de las depuradoras que gestionan los concellos tienen un funcionamiento deficiente, la Xunta va a impulsar la creación de una sociedad pública que, siguiendo el modelo de Sogama para los residuos, preste apoyo a los concellos en el ciclo integral del agua, contando, eso sí, con la implicación imprescindible de las diputaciones provinciales.

 

En la nueva sociedad participarán la Xunta, de manera mayoritaria, los concellos, que son las autoridades competentes en la prestación de estos servicios, y las diputaciones provinciales, que tienen reservada por ley el papel de coordinación con los municipios de menos de 20.000 habitantes.

 

La creación de esta sociedad pública de apoyo está motivada por la dificultad técnica y económica que entraña para los municipios, especialmente para los más pequeños, la gestión de las infraestructuras hidráulicas. En consecuencia, la Xunta se ha marcad como objetivo prioritario conseguir la correcta explotación de las depuradoras por parte de los concellos.

 

Con este nuevo proyecto, se busca ofrecer colaboración para que los concellos efectúen una explotación profesional de sus servicios hidráulicos, abaraten costes y garanticen la calidad de sus prestaciones. De este modo, la sociedad les proporcionará servicios relacionados con el ciclo urbano del agua, que tendrán unas tarifas de m3 igual para todos los concellos que participen en la entidad, cumpliendo así la primera premisa del Pacto local del agua.

 

depuradora5

El desafío del saneamiento integral de las aguas gallegas
Comentarios