domingo 23/1/22
GAL-ASUNTA BASTERRA

La defensa de la madre de Asunta dice que la niña hacía de zombi y pedía foto

El penalista José Luis Gutiérrez Aranguren, que ejerce la defensa de Rosario Porto, madre de la niña hallada muerta en 2013, ha dicho hoy que las imágenes de Asunta divulgadas son, unas, de la niña tras una actuación de ballet y, otras, de cuando hacía de "zombi" y pedía que se la fotografiase.

El penalista José Luis Gutiérrez Aranguren, que ejerce la defensa de Rosario Porto, madre de la niña hallada muerta en 2013, ha dicho hoy que las imágenes de Asunta divulgadas son, unas, de la niña tras una actuación de ballet y, otras, de cuando hacía de "zombi" y pedía que se la fotografiase.


Este abogado ha señalado en declaraciones a Efe que su cliente está "absolutamente indignada y gravemente afectada" por la aparición pública de estas instantáneas "fuera de contexto, de tiempo y de lugar" pues, ha proseguido, ni guardan relación con los hechos ni constituyen novedad alguna al estar a disposición de la Policía Judicial desde el día en el que se localizó el cadáver en una pista forestal de Teo (A Coruña).


La mayoría de las fotografías, ha indicado este letrado, fueron obtenidas en una "época distante" en el tiempo respecto de los hechos que están siendo investigados, "algunas, tres años antes de los hechos, y otras, un año y medio antes" y "todas a petición de la niña".v "Unas -ha añadido- jugando a zombis, y otras tras una actuación de ballet".


Gutiérrez Aranguren ha comentado que la "suciedad está en la mente de quien mira a una niña de entonces diez años con lascivia, y no en la niña ni en el que la retrata".


La eliminación de archivos, ha manifestado, habría tenido lugar desde el ordenador del padre de Asunta, pues nada ha sido borrado del teléfono móvil de la menor, que tenía doce años cuando murió de forma violenta, ni del de su madre, la abogada Rosario Porto.


Este penalista ha avanzado que, cuando conozca más detalles, estudiará el asunto con su patrocinada para decidir la postura a adoptar, aunque "su estado en este momento no es precisamente el más adecuado para la toma de decisiones".


El periodista Alfonso Basterra, padre de la niña asesinada el 21 de septiembre de 2013, almacenaba en su portátil material erótico y pornográfico de mujeres asiáticas, archivos borrados y recuperados sobre los que se hace un apunte en el informe incorporado a la causa: "Llamando especial atención los vídeos e imágenes pornográficas" de mujeres con rasgos asiáticos.

Su ordenador se localizó el pasado 30 de diciembre sobre la mesa del salón del piso que tenía alquilado en la capital gallega este profesional de la comunicación, y el descubrimiento se produjo tras inspeccionar varias veces el inmueble sin localizar previamente esta computadora. En esta tercera y exitosa tentativa, fue la defensa del padre de la niña Asunta, de la que se ocupa Belén Hospido, quien perseveró para que se volviera a registrar el domicilio de Alfonso Basterra, pese a que los agentes ya lo habían hecho con anterioridad y con un resultado fallido.

A pesar de que los investigadores comunicaron a la defensa que ya habían examinado varias veces el piso, finalmente el juez que instruye el caso, José Antonio Vázquez Taín, autorizó este nuevo registro, en el que los agentes localizaron el ordenador portátil y un móvil, aparatos electrónicos que hasta entonces no habían aparecido, lo que llevó a pensar que alguien pudo haberlos colocado ahí.

En el documento elaborado por el Departamento de Ingeniería de la Guardia Civil figuran también imágenes que se han incorporado al sumario, y que fueron emitidas en exclusiva por el programa Galicia 112 de la TVG, en las que aparece la propia niña Asunta tumbada en distintas localizaciones, y en una de las fotografías, maquillada, con un corsé y unas medias, mientras que en otra está cubierta, como amortajada.

Los padres de Asunta, Rosario Porto y Alfonso Basterra, están encarcelados en el penal coruñés de Teixeiro desde el 27 de septiembre del año pasado acusados de la presunta comisión de un delito de asesinato. Los investigadores creen que no hay más culpables que la abogada y el periodista y piensan que ambos habían estado haciendo acopio de pastillas, presuntamente para drogar a esta niña de doce años y de altas capacidades que iba un curso adelantada.

El cadáver lo encontraron dos viandantes en una pista forestal de Teo (A Coruña) el día 22. A Asunta sus padres, que pasaron por una ruptura matrimonial, la adoptaron cuando todavía no había cumplido un año.

La defensa de la madre de Asunta dice que la niña hacía de zombi y pedía foto
Comentarios