sábado. 02.03.2024

El Gobierno gallego ha dado hoy el visto bueno a la convocatoria de un concurso de ideas para reformar la estación de autobuses de Santiago con el fin de ampliar la sede de los servicios administrativos centrales autonómicos y eliminar el coste de alquileres en oficinas. La estación, situada al lado del actual complejo administrativo de San Caetano, un cuartel reformado que ya acoge a 2.300 empleados públicos, será objeto de una transformación según la idea ganadora del concurso planteado.

 

En los próximos días de publicará en el Diario Oficial de Galicia esta convocatoria y habrá un plazo de dos meses para presentar proyectos. La idea ganadora se llevará 30.000 euros y habrá un segundo y un tercer premio dotados con 20.000 y 10.000 euros, respectivamente.

 

Según ha avanzado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la conferencia de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo autonómico, en 2009 la administración autonómica, titular del edificio de la estación de autobuses, firmó un protocolo con el Ayuntamiento y con el Ministerio de Fomento, entonces gobernados por el PSOE, para ubicar en la estación de autobuses servicios de la Xunta. El plazo de puesta en marcha de este proyecto comenzaba una vez que se construyese la estación intermodal, que se ubicará en la estación de tren, y que se licitará este año, ha dicho Núñez Feijóo.

 

En función del proyecto ganador, la superficie útil de las instalaciones en la estación de autobuses será de entre 15.000 y 18.000 metros cuadrados, una superficie similar a la del actual edificio de San Caetano y tendrá capacidad para entre 1.100 y 1.300 empleados públicos. Este proyecto está incluido en el plan del Gobierno gallego para reducir los alquileres en oficinas y llegar a cero euros en los próximos años mediante la rehabilitación y reforma de edificios públicos titularidad de la administración autonómica.

 

En la capital gallega, la Xunta destina 2,5 millones de euros al año a alquileres en oficinas, que en el conjunto de Galicia supone un desembolso de 5,5 millones de euros anuales. Núñez Feijóo ha explicado que la utilización de este espacio responde a una "planificación para muchísimas décadas" mediante "un único complejo comunicado entre sí" en el que habría que resolver los espacios administrativo, el aparcamiento nuevos accesos y establecer nuevas circulaciones de vehículos y de peatones.

 

Además, la Xunta prevé también instalar una escuela infantil para facilitar la conciliación de sus empleados. Preguntado por la posibilidad de destinar el espacio de la estación de autobuses al parque de bomberos, situado en uno de los laterales en la actualidad, ha incidido en que la Xunta ya se puso de acuerdo en 2009 con el Ayuntamiento y ha explicado que el edificio central de San Caetano, al otro lado de la calle, "está donde está y no se puede cambiar".

 

Ha indicado que el Gobierno gallego está "a disposición" del actual equipo municipal, formado por Compostela Aberta y que gobierna en minoría, para explorar la posibilidad de instalar el parque de bomberos en otro lugar. Por otra parte, el Gobierno gallego ha dado hoy a conocer el balance de las investigaciones desarrolladas en 2015 por la Agencia Tributaria autonómica.

 

De este modo, la actividad de esta agencia ha permitido que aflorasen 150 millones de euros, de los que 40 corresponden a "deudas no declaradas", un 20 por ciento más que el año anterior, según Núñez Feijóo. El resto del dinero, casi 110 millones de euros corresponden a autoliquidaciones de impuestos incorrectas o beneficios fiscales que no correspondían a los contribuyentes. Núñez Feijóo ha destacado que el 88 por ciento de los gallegos cumple con sus deberes tributarios. La hacienda gallega tuvo en 2015 más ingresos, "un 14% más" respecto al año anterior, realizó más controles y dio más facilidades a los ciudadanos para cumplir con sus obligaciones.

 

En 2015 la Agencia Tributaria autonómica revisó 265.000 liquidaciones, un 2% más y 257.000 contribuyentes fueron atendidos tras solicitar ayudas o realizar consultas. Además, la cantidad conjunta de pago aplazado solicitada llegó a 24,5 millones de euros, cuando la media desde 2009 fue de 23,7 millones de euros, "más del doble que entre 2005 y 2008". En cualquier caso, ha dicho que en 2015 ya no aumentan las solicitudes de pago fraccionado e incluso fueron menos que en 2014. Núñez Feijóo ha destacado que desde el pasado sábado está en vigor la ampliación de 18.000 a 30.000 euros la cantidad de paga aplazada que se puede solicitar sin necesidad de presentar garantías y ha incidido en las rebajas de impuestos puestas en marcha por la Administración autonómica.

 

El Consello de la Xunta ha dado el visto bueno, además, a un programa de impulso de financiación de pymes dotado con 9 millones de euros, "un 45 por ciento más que en ediciones anteriores" y que este año está "renovado y ampliado". Se trata del programa Reacciona, que pone a disposición de las pymes herramientas para mejorar el conocimiento, su aplicación y para "reinventarse y mejorar su competitividad". Habrá tres convocatorias distintas; la tercera edición del Reacciona "clásico", dotado con 5,5 millones de euros; una edición nueva destinada a las TIC, con 2,5 millones y en la que colaboran el Igape y Amtega y otra edición para bolsas, para contratar a 100 jóvenes recién titulados. Entre las tres iniciativas la idea de la Xunta es llegar a mil empresas.

La Xunta prevé usar la estación de autobuses de Santiago para ampliar su sede