sábado. 01.10.2022

Los acusados por el desahucio de Aríns confían en la absolución

Los imputados por intentar paralizar un desahucio en la parroquia compostelana de Aríns el pasado 19 de septiembre, hechos por los que se han enfrentado  a un juicio de faltas por desobediencia y resistencia a la autoridad, confían en salir "absueltos" del procedimiento. 

Los imputados por intentar paralizar un desahucio en la parroquia compostelana de Aríns el pasado 19 de septiembre, hechos por los que se han enfrentado a un juicio de faltas por desobediencia y resistencia a la autoridad, confían en salir "absueltos" del procedimiento. Uno de los encausados en este procedimiento, Brais González, es la persona que fue autorizada como "mediador" por la familia, la comisión judicial y el mando policial para dicho proceso de desalojo, y hoy, antes de entrar a la vista, ha sostenido que los indicios por los que se le imputa han sido inventados en los atestados, y que por ello han denunciado a la policía.

 

En declaraciones a los informadores, ha reiterado que desde la Plataforma Stop Desahucios, de la que es miembro, no le dan "importancia" a este juicio, del que esperan tener sentencia la semana próxima, porque consideran "imposible" que alguien salga condenado. "Si alguien quiere condenarnos va a tener que hacer muchas piruetas para conseguirlo", ha enfatizado González. En la plataforma consideran que su inocencia es irrefutable y que así lo demuestran las pruebas aportadas por la defensa, unos vídeos pertenecientes a las imágenes tomadas por la prensa el día del desahucio que, a su juicio, esclarecen que se trató de una protesta "pacífica".

 

Según lo relatado por González, para poder visionar esta prueba han sido los propios enjuiciados los que han tenido que llevar a los juzgados compostelanos un aparato de reproducción de vídeo y un televisor con el que visionar las imágenes. El mediador ha censurado la postura que muestra la policía a través de su atestado "inventado", en el que ha asegurado que "poco menos" y se les acusa de "que había infiltrados de ETA en la concentración con pasamontañas". En ese sentido, para González este atestado falso se debe a que la "lucha contra los desahucios" es "molesta" dado que lo que quieren es "arrancar a la gente de sus casas "sin ningún tipo de disidencia".

 

Por su parte, la portavoz de Stop Desahucios, María Díaz, que también participó en el desalojo, y hoy en la protesta ante los juzgados junto a decenas de personas, ha criticado la actuación policial puesto que "se puede entender" que la actuación policial "fuese desmedida" en un momento dado de tensión como el desahucio, pero no así que después continúen mintiendo sobre lo sucedido "por ahí no pasamos". A la vista también ha acudido, en calidad de testigo, Carlos, el padre de la familia desahuciada en Aríns que ha mostrado su confianza en la absolución de las personas que los ayudaron "aún por encima de que vienen a ayudar a una familia, tienen que pasar por esto".

 

Al respecto, ha agregado que para él, que los cuatro miembros de la Plataforma afronten penas económicas por intentar impedir un desalojo, demuestra que la ley solo funciona para "proteger a los de siempre, a los bancos y a los estafadores". Según lo señalado, Carlos y su familia continúan viviendo de la solidaridad en casa de un amigo", puesto que aún no ha encontrado trabajo, a pesar de que por el momento le ofrecen un trabajo, pero para "marchar fuera". Además ha indicado que tras el desahucio el pasado septiembre no ha recibido ayuda ni por medio de asistencia social ni de la administración.

 

Los acusados por el desahucio de Aríns confían en la absolución
Comentarios