viernes 28/1/22

Renfe valora que el juez tenga información amplia para resolver el accidente

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, ha destacado la importancia de que el juez Luis Aláez, que instruye la causa abierta por el accidente de tren de Santiago, cuente con información de distintas fuentes para resolver el proceso, como el reciente informe de la CIAF, sobre el que no se ha pronunciado.

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, ha destacado la importancia de que el juez Luis Aláez, que instruye la causa abierta por el accidente de tren de Santiago, cuente con información de distintas fuentes para resolver el proceso, como el reciente informe de la CIAF, sobre el que no se ha pronunciado. "No voy a hacer ningún juicio sobre el informe. Lo que creo que es bueno es que haya un volumen (de información) muy importante y desde muy distintas ópticas y criterios a disposición del juez para que sea capaz de formarse y hacer la composición de lo que sucedió", ha señalado en declaraciones a Efe.

 

Gómez-Pomar ha hecho hincapié en la relevancia de conocer lo que ocurrió para adoptar las medidas necesarias para que no vuelvan a producirse accidentes. Ha recordado que el juez Luis Aláez ya dispone de informes periciales encargados por él mismo y de los informes hechos por los peritos de parte que están contribuyendo a arrojar información sobre el accidente, y ha señalado que Adif y Renfe también hicieron sus propios análisis, a los que ahora se suma el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF). "No es mi labor ni mi función hablar o enjuiciar los informes", ha insistido.

 

La CIAF ha determinado que el descarrilamiento del tren de Santiago de Compostela ocurrido a finales de julio de 2013, que causó 80 muertos y 147 heridos, se debió a un exceso de velocidad provocado por el maquinista y a su falta de atención por responder a una llamada telefónica.

 

De acuerdo con el documento elaborado por el órgano adscrito al Ministerio de Fomento al que ha tenido acceso EFE, el tren circulaba a 179 km/h en la curva de A Grandeira, a su paso por el barrio compostelano de Angrois, cuando está limitada a 80 kilómetros por hora. Tras el accidente, Renfe señaló que todos los sistemas de seguridad funcionaron y que tanto la vía como el tren estaban en perfectas condiciones.  

Renfe valora que el juez tenga información amplia para resolver el accidente
Comentarios