miércoles 18/5/22

Sancionados por la protesta a Merkel alegan que el atestado es "inverosímil"

Los sancionados por las protestas contra la visita de Merkel y Rajoy a Santiago de Compostela han presentado hoy en la Subdelegación del Gobierno de A Coruña alegaciones porque aseguran que el "atestado policial es inverosímil" y añaden que "volverán a manifestarse las veces que haga falta".

Los sancionados por las protestas contra la visita de Merkel y Rajoy a Santiago de Compostela han presentado hoy en la Subdelegación del Gobierno de A Coruña alegaciones porque aseguran que el "atestado policial es inverosímil" y añaden que "volverán a manifestarse las veces que haga falta".

 

El portavoz del BNG en la capital gallega, Rubén Cela, fue sancionado junto a Paulo Carril y Xabier Aboi por las protestas que coincidieron con la reunión de la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, el pasado verano.

 

"El 25 de agosto lo único que hicimos fue manifestar de manera absolutamente pacífica y simbólica el rechazo de una parte importante del pueblo gallego a las políticas de la troika implementadas por la señora Merkel y aplicadas aquí al dictado por Rajoy y Feijóo", ha dicho Cela a los periodistas. En su opinión, todo lleva por un "atestado policial absolutamente inverosímil" por lo que ha presentado en la Subdelegación del Gobierno "alegaciones que lo desmontan", en un momento en que piensa que existe la intención de "amedrentar al conjunto de la sociedad para que no se manifieste en las calles".

 

"No nos arrepentimos de lo que hicimos, lo volveríamos hacer y lo volveremos a hacer las veces que haga falta. El derecho de manifestación y de reunión no se negocia, se defiende", ha apuntado. Por su parte, el secretario general de la CIG, Xesús Seixo, ha comentado ante los medios de comunicación que, además de presentar las alegaciones, se concentran para "denunciar la política represiva que sigue el Partido Popular contra todos aquellos que mantienen una actitud crítica con sus políticas y, además, se manifiestan públicamente contra ellas".

 

"Hay un proceso de fascistización de la sociedad por parte del PP. Los sectores más de extrema derecha que dirige van hacia una política represiva de recorte de derechos", ha señalado. Desde su punto de vista, "no hay razones sociales" para hacer ciertos cambios legislativos que responden a "razones de tipo ideológico" de un grupo que tiene "una visión autoritaria, represiva, elitista y fascistoide". "Llegan sanciones en función de informes policiales falsos. Eso no es casual. Hay orden del Ministerio del Interior a mandos policiales. Eso se va a agravar con la Ley de Seguridad Ciudadana, con la que a los informes se les da presunción de veracidad", ha concluido.

 

Sancionados por la protesta a Merkel alegan que el atestado es "inverosímil"
Comentarios