lunes 12/4/21

Trabajar con gallinas camperas gallegas como terapia para la salud mental

Trabajar en una granja de gallinas camperas rodeado de la naturaleza gallega es uno de los proyectos que la asociación sin ánimo de lucro “Entrelampo” tiene pensado llevar a cabo durante 2021 para dar trabajo a personas con problemas de salud mental.

Trabajar en una granja de gallinas camperas rodeado de la naturaleza gallega es uno de los proyectos que la asociación sin ánimo de lucro “Entrelampo” tiene pensado llevar a cabo durante 2021 para dar trabajo a personas con problemas de salud mental. Esta iniciativa nace inspirada en la experiencia de éxito de una yogurtera situada en Girona, “La Fagera”, una cooperativa que nació para dar trabajo a personas con problemas de salud mental, y que ha tenido éxito a nivel social y empresarial, explica a EFE Juan Soriano, natural de Castelló, y psiquiatra en una residencia de Santiago de Compostela. Soriano es uno de los impulsores de este proyecto y el presidente de la asociación “Entrelampo”, quien comenta que esta iniciativa viene acompañada de otro proyecto hortícola de producción ecológica, también ubicado en Galicia, y con la misma razón social, fomentar el empleo entre las personas con problemas de salud mental.

 

UN GRAVE PROBLEMA DE DESEMPLEO

Este proyecto está motivado “por las alarmantes cifras de desempleo que presentan las personas con problemas de salud mental graves, que impiden cualquier posibilidad de recuperación y empoderamiento de cara a una inclusión social plena, condenando al colectivo a la absoluta pobreza”, manifiesta a EFE Por ese motivo, añade, “apostamos por la creación de empresas sociales con sentido como base de cualquier proyecto laboral, pero también para potenciar los esfuerzos de todas las entidades implicadas actualmente”. Según Soriano, la búsqueda de empleo para las personas con problemas de salud mental, es un proceso más costoso de lo habitual: “El principal escollo son los prejuicios sociales, incluso muchos de ellos llegan a creerse que no pueden trabajar, el autoestigma. Es el colectivo con peores tasas de empleo dentro de los grupos de discapacidad. Pero la base de todo es que vivimos en un sistema capacitista”, sostiene. “Estamos ante un grave problema de justicia social que atenta contra los derechos fundamentales de este colectivo”, expresa Soriano.

 

UN ENTORNO NATURAL BENEFICIA LA SALUD MENTAL

La idea de “Entrelampo” es arreglar una vieja nave, situada en Chantada, un pueblo de Lugo, para que sea una granja adaptada a las necesidades de las gallinas camperas, y que está rodeada de naturaleza. “Buscábamos un tipo de trabajo que implicara estar en un entorno natural, beneficioso para la salud mental de cualquier persona y que, además, permitiese introducir la problemática social en todos los hogares, y esto se puede conseguir a través de los alimentos, con una marca”, comenta Soriano.

 

La iniciativa, cuyo nombre es “Xema e Clara”, generará empleo para cinco personas, tres de ellas con diversidad psicosocial, los cuales también serán socios del proyecto. En cambio, el proyecto hortícola dará trabajo a seis personas, cuatro de ellas con problemas de salud mental. Ahora “Entrelampo” se encuentra en un proceso de “crowdfunding”, en la plataforma Goteo, con la esperanza de recaudar el dinero suficiente para la adaptación de la granja y su activación en el próximo año. Para lograr su objetivo necesitan una inversión de entre 30.000 y 85.000 euros y, hasta ahora, han conseguido 47.006 euros, “pero si conseguimos más recaudación, podríamos aumentar el número de gallinas camperas y, por lo tanto, el número de trabajadores, que es el objetivo del proyecto”.

 

Esta iniciativa se asienta sobre varios pilares, continúa, “la prioridad inmediata de la creación de empleo, la inclusión laboral en las empresas de la Economía Social, la visibilidad, credibilidad y reconocimiento, y la participación, junto con las entidades de Economía Social gallegas, en el cambio hacia una economía más humana y responsable”. Además, según explica el presidente de Entrelampo, el fomento del empleo en este colectivo, aparte de impulsar las relaciones sociales o el desarrollo cognitivo, “mejora la autopercepción social al desplazar el rol de “enfermo” por el de trabajador, convirtiendo la recuperación en un objetivo realista”

Comentarios