martes 24/5/22

Un contable de la Catedral veía que cada año faltaban el 10% de los ingresos

El contable de la Catedral de Santiago de Compostela en el período comprendido desde 2002 hasta finales de 2012, Pedro Ceán, ha denunciado hoy que en la basílica que preside el Obradoiro faltaba aproximadamente, al año, un "10 por ciento" del dinero en efectivo guardado en caja. 

El contable de la Catedral de Santiago de Compostela en el período comprendido desde 2002 hasta finales de 2012, Pedro Ceán, ha denunciado hoy que en la basílica que preside el Obradoiro faltaba aproximadamente, al año, un "10 por ciento" del dinero en efectivo guardado en caja.

 

En la cuarta sesión de la vista oral en la que se juzga el robo del Códice Calixtino, del que está acusado el electricista Manuel Fernández Castiñeiras, Ceán ha apuntado también que estas faltas de dinero no se trasladaban "en su totalidad" al cabildo catedralicio. Pero durante esta jornada el contable ha admitido "desajustes" en la contabilidad de este templo, en el que el volumen de ingresos en efectivo a lo largo de "diez años" podía ascender a "20 millones de euros". "Lo sustraído anualmente podía ser, como mucho un 10 por ciento", ha sentenciado Ceán.

 

El contable, al constatar los desajustes económicos informó al administrador de la Catedral por aquel entonces, José Manuel Iglesias, y éste insistió en que era "imposible" puesto que solo existía una llave de la caja y la tenía él mismo. "Me dice que hay un error e incluso me llega a decir que el programa cuenta mal", ha recordado Ceán sobre su conversación con el administrador. No obstante, cuando los desajustes fueron constantes en el tiempo, se procedió a la elaboración de un "informe de la situación económica general de la Catedral", mediante el cual se comenzaron a aplicar algunas mejoras.

 

Aunque, ha lamentado Ceán, cuando estas medidas tenían que ser más profundas, "la organización empezó a crujir por diversos sitios y hubo una marcha atrás". Otra de las propuestas del contable se basó en la recomendación de comenzar a pagar servicios a través del banco o en cheques, ya que de este modo el "control de la caja" sería más sencillo y se dejaría de tener tanto dinero en efectivo. Esto no se llevó a cabo, puesto que era una decisión que no le "correspondía únicamente" al administrador y "por costumbre" en la Catedral los pagos siempre fueron en metálico.

 

En la jornada de este lunes, aparte de conocer estos aspectos, se ha informado de alguna variación en el transcurso de la vista oral, ya que las declaraciones del miércoles 28 de enero se han aplazado a petición de la defensa, en su mayoría al miércoles día 4, mientras que las restantes se distribuirán en las diferentes sesiones marcadas. La letrada Carmen Ventoso justificó que ha sido citada para otra causa con preso, y eso hace que tenga prioridad sobre las causas sin preso, caso del autor del robo del manuscrito que quedó en libertad provisional en enero de 2013.

 

Además la declaración del obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro, también ha sido aplazada del día 29 al 30 por un "acto" eclesiástico, ha informado el juez presidente del tribunal, Ángel Pantín.

 

Un contable de la Catedral veía que cada año faltaban el 10% de los ingresos
Comentarios