lunes 29/11/21

Una amiga de Asunta creyó que le decía de broma que alguien la intentó matar

Una niña "muy amiga" de Asunta, de 14 años, ha contado hoy que en julio de 2013 recibió un WhatsApp, enviado por la menor hallada muerta en una pista forestal de Teo (A Coruña), en el que le decía "me han intentado matar", pero ella, al ser Asunta tan bromista, pensó que esto "no era en serio".

Una niña "muy amiga" de Asunta, de 14 años, ha contado hoy que en julio de 2013 recibió un WhatsApp, enviado por la menor hallada muerta en una pista forestal de Teo (A Coruña), en el que le decía "me han intentado matar", pero ella, al ser Asunta tan bromista, pensó que esto "no era en serio". Esta pequeña ha declarado en la sesión de la vista oral de este jueves, como testigo y por videoconferencia, y se ha referido a este episodio del que Asunta "nunca" le volvió a hablar. Rosario Porto no ha podido contener las lágrimas al escucharla, por ser una de las amigas íntimas de su hija fallecida.

 

La amiga de la pequeña ha relatado, al igual que muchos de los otros testigos, que la víctima era "muy feliz y bromista" y que se llevaba "bien" con su madre. En la misma línea, una amiga de la familia Porto, que tenía una relación muy intensa con Rosario, "más que de amistad, de familia", ha señalado en el juicio, asimismo, que la relación entre madre e hija "era maravillosa" y que Charo tenía una "preocupación constante por su niña", para ella era "un orgullo el ser la madre de Asunta".

 

También ha destacado que con Alfonso la relación era "estupenda". La última vez que habló esta mujer con la pequeña fue "alrededor" del día 17 o 18 de septiembre, en una conversación telefónica en la que la niña estaba "como siempre", como lo que era, una pequeña "muy bromista, a pesar de su inteligencia". Esta mujer fue la encargada de recoger las cenizas de Asunta, a finales del mes de octubre, y ello, ha contado, porque sus padres estaban "encarcelados".

 

La abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, internos desde hace más de dos años en el penal coruñés de Teixeiro, son los dos acusados del asesinato de su hija, a la que adoptaron cuando no había cumplido doce meses de vida y que falleció, con 12 apenas 12 años cumplidos, el 21 de septiembre de 2013.

Una amiga de Asunta creyó que le decía de broma que alguien la intentó matar
Comentarios