sábado. 02.07.2022

Una tesis advierte de los efectos en el suelo de la planta uña de gato

Los efectos sobre los suelos afectados por la expansión de la planta invasora conocida como uña de gato han sido puestos de manifiesto por la tesis elaborada por Cristina Vieites Blanco con los medios del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

Los efectos sobre los suelos afectados por la expansión de la planta invasora conocida como uña de gato han sido puestos de manifiesto por la tesis elaborada por Cristina Vieites Blanco con los medios del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Santiago de Compostela (USC). Este trabajo académico, que recientemente ha obtenido la calificación de sobresaliente cum laude, advierte del desplazamiento de la población autóctona y de las modificaciones sobre la acidez del suelo que causa esta especie invasora, además de que reduce la disponibilidad de nutrientes y favorece la acumulación de necromasa.

 

Estas son las principales conclusiones de una tesis que también plantea opciones para el control biológico de esta planta y que pasan por el uso combinado de ciertos tipos de hongos y cochinillas. La uña de gato, también conocida como hierba del cuchillo o uña de león, es una planta suculenta originaria de Sudáfrica y cuya presencia se ha constatado en zonas costeras templadas de los cinco continentes, en los que ha colonizado dunas, acantilados y otras áreas perturbadas. En España, esta especie fue localizada por primera vez en Baiona (Pontevedra) todavía en el año 1892 y, actualmente, su área de expansión abarca toda la costa peninsular junto con las Islas Baleares y las Canarias.

 

El objetivo de la tesis de Vieites Blanco era analizar los efectos de esta planta sobre las propiedades del suelo en los hábitats invadidos, para lo que se llevaron a cabo distintos estudios comparativos de áreas con presencia de esta especie y otras todavía sin afectar. De ellos se extrajo que los efectos de la uña de gato son "más intensos" sobre las capas superficiales del suelo y también se hacen notar en mayor medida en los terrenos rocosos en vez de en los arenosos. Asimismo, la autora de la tesis defiende que el control biológico es una mejor alternativa que las técnicas de arrancado manual y herbicidas aplicadas hasta el momento.

Una tesis advierte de los efectos en el suelo de la planta uña de gato
Comentarios