jueves. 08.12.2022

El API: cómo funciona el open banking

La banca abierta es el término clave para entender el trabajo bancario desde este punto del siglo XXI en adelante. Porque el también conocido como open banking —producto de tres revoluciones consecutivas: la de internet, la del crack financiero de 2008 y la provocada por el Covid-19— ha creado una inversión en los roles de la industria: a partir de ahora, el centro de todo ya no son los bancos, sino sus clientes.
venta-internet

La banca abierta es el término clave para entender el trabajo bancario desde este punto del siglo XXI en adelante. Porque el también conocido como open banking —producto de tres revoluciones consecutivas: la de internet, la del crack financiero de 2008 y la provocada por el Covid-19— ha creado una inversión en los roles de la industria: a partir de ahora, el centro de todo ya no son los bancos, sino sus clientes.

A través de la personalización de los productos, de la integración con otros sistemas financieros o comerciales, de un cambio de estrategia que pasa de ser vertical a horizontal, el objetivo de la banca abierta es hacer la vida más fácil a sus usuarios. Y ahí, en dicha estrategia, hay un elemento clave para explicar cómo funciona el open banking: los API.

Definición de API

Las interfaces de programación de aplicaciones (o API, por sus siglas en inglés) son el método que permite integrar software de las firmas bancarias u otras compañías del sector financiero en la página web o aplicación móvil de un e-commerce. 

Sus aplicaciones pueden ser de lo más variado: desde el objetivo de compartir información con una empresa equis —por ejemplo, con una firma de préstamos, para que esta personalice y pula la mejor oferta posible para un usuario—, hasta la vinculación de los datos bancarios en una web o app para los pagos en solo un par de clics —véase: con una empresa pública de alquiler de bicis, en la que se paga cada vez que se coge una bici—.

Ejemplo de cómo funciona el API

Uno de los trabajos más habituales que se suelen llevar a cabo con las API o interfaces de programación de aplicaciones, y que nos va a servir de ejemplo para ilustrar su trabajo, son las pasarelas de pago.

Aunque existen tres tipos diferentes, las pasarelas de pago más habituales suelen ser las basadas en API. ¿Cómo funcionan? Pues es sencillo. Un e-commerce contrata a través de un API a un proveedor de pasarelas de pago A2A (cuenta a cuenta), para integrar su sistema dentro de la web o app móvil. A partir de ahí, los clientes que realicen sus compras a través de esta API lo harán con toda la seguridad que ofrece el proveedor de la pasarela, pero sin tener que salir en ningún momento del espacio del vendedor.

Sencillez, velocidad, comodidad. Es probable que no haya un ejemplo que defina mejor qué significa y cómo funciona el open banking.

El API: cómo funciona el open banking
Comentarios