miércoles. 29.05.2024

Consejos para evitar las interrupciones de Internet en casa

Pocas sensaciones más molestas existen que estar trabajando o viendo una serie en casa y que de repente nuestra actividad se vea interrumpida debido a los picos de Internet. La situación incluso se agrava si hay más de dos dispositivos conectados de manera simultánea a la red doméstica. Por todo ello, habrá que analizar la situación y seguir una serie de consejos prácticos para evitar las interferencias de Internet en casa. ¡Presta mucha atención!
prueba-velocidad

Pocas sensaciones más molestas existen que estar trabajando o viendo una serie en casa y que de repente nuestra actividad se vea interrumpida debido a los picos de Internet. La situación incluso se agrava si hay más de dos dispositivos conectados de manera simultánea a la red doméstica. Por todo ello, habrá que analizar la situación y seguir una serie de consejos prácticos para evitar las interferencias de Internet en casa. ¡Presta mucha atención!

Alejar el router de otros aparatos

Colocarlo lo más alejado posible de otros que utilicen una frecuencia similar, como un microondas o dispositivos que funcionen por Bluetooth, ya que se mueven en la frecuencia de los 2,4 GHz y eso podría acabar afectando al Wi-Fi. Lo ideal será colocarlo en el centro de la vivienda o en una zona donde más conexión vayamos a realizar, pero siempre libre de obstáculos.

Cambiar la banda del Wi-Fi

Las interrupciones de Internet suelen aparecer especialmente si nos conectamos a la banda de los 2,4 GHz, por lo que una solución muy eficiente sería optar por la de los 5GHz, lo cual mejoraría notablemente la conexión. Solo sería posible si contásemos con dispositivos doble banda. No obstante, hay que tener en cuenta que la banda de los 5GHz tiene menor alcance.

Realizar un test de velocidad

Cada cierto tiempo, se recomienda realizar una prueba de velocidad con la que comprobaremos la rapidez de acceso para subir y bajar información de la red. La conexión podría desacelerarse por diferentes razones, como por el uso de programas desactualizados o por la presencia de virus en el equipo. No obstante, con el test de velocidad verificaremos el servicio que nos presta el proveedor de Internet.

Las operadoras de Internet suelen ofrecer una velocidad teórica de conexión, pero no se alcanza normalmente el máximo. Muchas operadoras permiten incluso realizar sus propios test de velocidad. Habrá factores que influyan en el resultado como el hecho de tener abiertas otras páginas de Internet activas, el estado del cableado y el funcionamiento del router. Lo ideal sería una velocidad ofertada del 80%.

Cambiar de router o comprar un punto de acceso inalámbrico

Con el caso del tiempo, habría que plantearse la sustitución del aparato e incluso del cableado, ya que podría quedar obsoleto y más si hace mucho tiempo que se acometió la instalación. También podría optarse por un punto de acceso inalámbrico que funcionase sustituyendo a la red WiFi generada por el router de la operadora.

Si se instala un router nuevo la operación será tan sencilla como conectar el nuevo router al módem por medio de alguno de los puertos Ethernet que tenga disponible. A continuación habrá que desactivar la red WiFi y activar la conexión inalámbrica del nuevo router que hayamos comprado.

Si se opta por un nuevo punto de acceso inalámbrico, una opción más económica, estaremos creando una red WiFi adicional, lo que conllevará a apagar la que genera el router de la operadora para evitar interferencias. Normalmente, cuenta solo con uno o dos puertos Ethernet y su objetivo es crear una red de área local inalámbrica (WLAN). Conectándose al router principal de la casa por un cable de Ethernet y proyectando su propia señal WiFi.

Elegir el cable frente al WiFi

Siempre que sea posible, especialmente para operaciones que requieren de mayor velocidad como la descargas de archivos multimedia, lo conveniente sería optar por la conexión a través de cable para ganar calidad y estabilidad de conexión.

Instalar un extensor WiFi o un PLC con WiFi

Es el último consejo práctico que ofrecemos. Al instalar un amplificador de señal se estará incrementando la cobertura, la potencia y la estabilidad en los espacios más recónditos de la casa. Los regeneradores-amplificadores de señal detectan la red WiFi, copian sus parámetros más importantes (como identificador de red y protocolos de seguridad) y crean una señal nueva regenerada con el máximo de potencia, ampliando la cobertura.

Ofrecen muy buenos resultados en viviendas pequeñas o de tamaño medio, pero son insuficientes para casa de varias plantas, siendo en este caso más recomendable un PLC con WiFi. En ese caso tendremos dos dispositivos que crean un enlace directo entre sí a través de la red eléctrica del hogar. Uno de los adaptadores se conectará directamente al router por cable Ethernet y el otro irá a la habitación en la que deseamos cobertura WiFi. Así obtendremos una red propia sin depender de la red WiFi original del router principal.

¡No lo dudes, sigue estos consejos prácticos y evita los molestos cortes de Internet en casa!

Consejos para evitar las interrupciones de Internet en casa