martes 24/5/22

Galiciencia entrega premio más innovador a un coche controlado con la mente

“Mindcar”, un coche diseñado por dos alumnas de las aulas Tecnópole del Parque Tecnológico de San Cibrao das Viñas (Ourense), Iria Fernández e Irene López, ha recibido el premio al proyecto “más innovador” en el marco de la Galiciencia, la mayor feria científica que clausuró este viernes su edición.

mindcar

“Mindcar”, un coche diseñado por dos alumnas de las aulas Tecnópole del Parque Tecnológico de San Cibrao das Viñas (Ourense), Iria Fernández e Irene López, ha recibido el premio al proyecto “más innovador” en el marco de la Galiciencia, la mayor feria científica que clausuró este viernes su edición.

Para llevar a cabo este proyecto, explica el parque tecnológico, las creadoras han utilizado “las ondas cerebrales” con una diadema para facilitar “el movimiento y variación de la velocidad del coche dependiendo del tipo de ondas cerebrales que se emitan”.

De esta forma, “si estamos atentos”, la persona produce ondas beta y, por lo tanto, “el coche avanzará más rápido”. En cambio, en un estado de relajación, se emiten ondas alfa, que hacen que el coche vaya “más lento”, han explicado sus creadoras.

Todo ello en el transcurso de una edición en la que se entregaron los premios a los mejores proyectos.

El primer premio se lo llevó un proyecto de desarrollo de cosmética natural elaborado por Carla García y Noa Caride, del CPR Eduardo Pondal de Cangas, a partir de plantas y recetas tradicionales.

El segundo premio fue para unas estudiantes compostelanas que crearon una muñeca que permite aprender técnicas de reanimación cardiopulmonar. Alumnos de Vigo se llevaron el tercer premio por su proyecto de creación de bioplásticos degradables que se eliminan con agua.

Entre los premios que se otorgaron, se encuentra también el proyecto elaborado por Marta Castro y Ariadna Gómez, del colegio Marista Santa María de Ourense sobre mascarillas.

Además, el mejor método científico y mejor definido recayó en un indicador intermitente, ideado por Álvaro Lameiro y Miguel Leiva, del colegio Diocesano San Lorenzo de Lugo.

El premio a la mejor comunicación fue para una propuesta que convierte un instituto en un centro de residuos plásticos cero. También fueron elegidos un concentrador solar como mejor proyecto de economía circular.

La mejor valoración popular fue para una propuesta que busca ofrecer servicios de transporte de material médico a hospitales y bancos de sangre mediante drones.

Galiciencia entrega premio más innovador a un coche controlado con la mente
Comentarios