jueves. 20.06.2024

El iPhone 12 de Apple ha sido retirado temporalmente del mercado francés debido a preocupaciones sobre sus emisiones de radiofrecuencia. La Agencia Nacional de Frecuencias (ANFR), el organismo francés encargado de supervisar estos asuntos, ha determinado que el iPhone 12 emite ondas electromagnéticas que exceden los límites de absorción permitidos por la normativa europea.

En el proceso de comercialización de dispositivos móviles, las agencias reguladoras de cada país tienen la responsabilidad de evaluar las emisiones radioeléctricas y la exposición a las ondas electromagnéticas. En Francia, se realizaron pruebas en 141 modelos de teléfonos móviles disponibles en el mercado, y el iPhone 12 fue uno de ellos. Durante estas pruebas, se detectó que el iPhone 12 emitía ondas con una potencia que superaba el índice de absorción específica de energía establecido por las regulaciones europeas.

La medición se llevó a cabo utilizando el índice de absorción específica (SAR) de energía, que garantiza que las ondas cumplen con las normativas europeas. Estos dispositivos se miden en contacto con el cuerpo y deben cumplir con límites de absorción específicos, como 4 W/kg en las extremidades o 2 W/kg en el tronco y la cabeza. Además, las mediciones se realizan en condiciones desfavorables, con el teléfono emitiendo a máxima potencia, en la red más desfavorable y en la posición en la que la antena del móvil tiene el mayor impacto en el cuerpo.

En el caso del iPhone 12, se encontró que en estas condiciones, las emisiones superaban los límites permitidos para las extremidades. Como resultado, el dispositivo fue retirado del mercado francés, y se instó a Apple a tomar las medidas necesarias para garantizar que los teléfonos cumplan con las normas. ¿Qué sucede con los dispositivos que ya se han vendido? Se espera que Apple tome medidas para corregir el problema y garantizar la seguridad de los usuarios.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha expresado su preocupación y ha instado a las autoridades españolas y europeas a revisar y confirmar las emisiones del iPhone 12 y otros dispositivos móviles disponibles en el mercado. En el caso específico del iPhone 12, cuyas emisiones ya se han comprobado que superan las normativas, OCU ha solicitado su retirada temporal hasta que se resuelva el problema. Además, la organización hace un llamado a Apple para que, de manera urgente y gratuita, solucione el exceso de emisiones en los dispositivos que ya están en manos de los usuarios.

¿Es peligroso usar el iPhone 12?

Si bien es importante abordar y solucionar el problema de emisiones del iPhone 12 en el mercado francés, no hay motivos para entrar en pánico. Los límites establecidos en la Unión Europea son extremadamente estrictos, siendo 50 veces más bajos que las cantidades que podrían considerarse sospechosas, incluso en las peores condiciones posibles. Sin embargo, el tema de las radiaciones siempre genera controversia. A pesar de que los teléfonos móviles deben cumplir con niveles máximos de radiación, superar esos límites no necesariamente convierte un producto en peligroso.

En cualquier caso, si deseas reducir aún más la absorción de radiación al utilizar tu teléfono:

  1. Utiliza auriculares cuando hables por teléfono. Simplemente alejar el dispositivo unos centímetros de tu cabeza puede reducir significativamente la exposición a radiaciones.

  2. Evita hablar cuando te encuentres en zonas con mala cobertura. Si la señal es débil, el teléfono funcionará a máxima potencia para mantener la conexión, lo que puede aumentar la exposición a radiaciones.

  3. Ten en cuenta que los niños son más sensibles a las radiaciones, por lo que es importante que controlen su uso del teléfono móvil y limiten el tiempo que pasan en llamadas o jugando con dispositivos electrónicos.

¿Prohibirán el iPhone 12 en España tras la alerta de radiación en Francia?