domingo. 04.12.2022

El Prestige regresa a los escenarios en el 20 aniversario de la tragedia

Hace un año el Auditorio de Galicia vivió una experiencia casi catártica con el estreno de N.E.V.E.R.M.O.R.E, en la que el público en pie acabó gritando "Nunca mais". Ahora que se cumplen 20 años de la tragedia del Prestige, la compañía Chévere recupera la obra y dedica varias funciones a los más jóvenes, para que así la memoria perdure en las generaciones futuras.
nevermore-chevere
nevermore-chevere
Hace un año el Auditorio de Galicia vivió una experiencia casi catártica con el estreno de N.E.V.E.R.M.O.R.E, en la que el público en pie acabó gritando "Nunca mais". Ahora que se cumplen 20 años de la tragedia del Prestige, la compañía Chévere recupera la obra y dedica varias funciones a los más jóvenes, para que así la memoria perdure en las generaciones futuras.

Fue en septiembre de 2021 cuando la compañía gallega de "agitación teatral" Chévere estrenó en el teatro María Guerrero de Madrid un "ejercicio de memoria colectiva" en torno a la catástrofe del Prestige.

Aunque fue muy bien acogida, tanto su director, Xron, como todo el elenco reconocen que su estreno en la capital no tuvo nada que ver con lo que se vivió en su debut en el Auditorio de Galicia de Santiago.

Al final de la función, de dos intensas horas, las aproximadamente mil personas que abarrotaron la sala se levantaron de sus butacas para aplaudir con ahínco una obra que profundizaba en un episodio que ya forma parte de la Historia de Galicia y que muchos de los presentes habían vivido en primera persona.

Tanto el público como los actores, visiblemente emocionados, entonaron entonces el grito de "Nunca máis", que dio nombre a la plataforma ciudadana y movimiento popular que, tras el desastre medioambiental ocasionado por el petrolero, se constituyó para unir a todo un pueblo en una sola voz y reclamar responsabilidades medioambientales, judiciales y políticas.

El Prestige generó una gran conmoción en Galicia, especialmente en la Costa da Morte, zona en la que las playas quedaron manchadas de toneladas de chapapote que los gallegos y las gallegas se empeñaron en hacer desaparecer.

Por ello no sorprendió a nadie que tras aquella obra teatral, que ahondaba a través de testimonios reales en el impacto que supuso aquella tragedia en todo un pueblo, la memoria colectiva se encendiera de nuevo y generara una experiencia casi catártica.

Ahora, cuando se cumplen 20 años de una de las catástrofes medioambientales más grandes de la historia de la navegación, la compañía Chévere recupera "N.E.V.E.R.M.O.R.E" y lo hace poniendo además el foco en los más jóvenes, con funciones escolares destinadas a hacer de la memoria espacio abierto hacia el futuro.

El Auditorio de Galicia acogerá tres pases de la obra a partir de hoy hasta el domingo, 13 de noviembre, fecha en la que se produjo el primer 'mayday' del petrolero; mientras que en el Auditorio de Vimianzo tendrá lugar una función el día 19, fecha en la que se hundió.

"N.E.V.E.R.M.O.R.E", que combina la tragedia con el humor -algo ineludible para Chévere-, relata lo que pasó aquellos días en los que el mar se tiñó de negro y lo hace a partir de un laborioso proceso de documentación, en el que se reconstruyen muchos de los testimonios sonoros de aquellas horas de angustia por controlar el vertido de petróleo de profesionales que estaban al mando, además de las quejas de los vecinos y pescadores que se escucharon en el juicio.

Según cuenta a Efe el dramaturgo y director del espectáculo, Xron, para la compañía era "muy importante" antes de retirar la obra de las salas, poder mostrarla a las nuevas generaciones, a chavales de entre 14 y 18 años, que, según cuenta, no conocen en profundidad lo que sucedió con el Prestige.

Aunque asegura que algunos tenían "alguna información previa", normalmente "a través de las familias", fueron los profesores y profesoras los que dedicaron "algo de tiempo" en las aulas a reflexionar sobre un capítulo fundamental de la Historia de Galicia con los estudiantes.

Según afirma, la intención es "hacer memoria" desde el teatro: "Con los jóvenes ese nivel de emoción es difícil de conseguir, porque ellos no vivieron en primera persona lo que sucedió y no tienen ninguna experiencia personal vinculada. Pero sí podemos transmitir la emoción que genera en nosotros revivir aquellos momentos", asegura.

Todo ello desde la distancia, desde esa "retaguardia" que permite establecer "una escucha más activa y más precisa" y que conecta directamente con el presente.

Para Xron el teatro tiene ese efecto "agitador". De conciencias, de corazones o de estómagos. No tanto porque desde el escenario se consiga evitar que algo similar pueda volver a suceder, sino porque desde el escenario sí que se puede hacer reflexionar sobre el presente y la relación con el medio ambiente.

"Esto pasó hace 20 años pero ahora estamos pasando situaciones que están relacionadas, dentro de una crisis más grande que tiene que ver con el uso y abuso de los combustibles fósiles, las limitadas capacidades de nuestro planeta y la relación entre el ser humano y el medio ambiente", afirma.

El elenco, formado por los intérpretes Miguel de Lira, Manuel Cortés, Patricia de Lorenzo, Borja Fernández, Mónica García y Arantza Villar, también incide en la importancia de trasladar ese "viaje emocional" a las nuevas generaciones.

De Lira afirma que en el espectáculo aparece inscrito en una pancarta la frase "El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer". De ahí la importancia vital de que los jóvenes conozcan el pasado, desde una reconstrucción "serena y no dogmática" de la realidad.

Todo ello a través del humor, de esa ironía y esa retranca que también se respiraba por aquel entonces cuando todo un pueblo se movilizó bajo la misma voz, la que luchaba por que algo así no volviera a repetirse jamás, la del "Nunca máis".

El Prestige regresa a los escenarios en el 20 aniversario de la tragedia
Comentarios