sábado 15/5/21

12.000€ en multas para un camionero que incumplía casi todo

La cantidad de denuncias que la Policía Local de Vigo ha cursado este miércoles contra el propietario de un camión que incumplía numerosas normas suma un cifra aproximada de 12.000 euros.

La cantidad de denuncias que la Policía Local de Vigo ha cursado este miércoles contra el propietario de un camión que incumplía numerosas normas suma un cifra aproximada de 12.000 euros. Tal y como han informado fuentes policiales, agentes del Servicio de Inspección de Transportes (SINTRA) observaron a las ocho de esta mañana en la Avenida de Castrelos un camión que realizaba cambios de carril frecuentes, invadiendo la trayectoria de otros vehículos que circulan por la calzada en su mismo sentido.

 

El camión, en el que viajaban dos personas, se detuvo a la altura del Tanatorio de Pereiró, momento en que los agentes procedieron a identificar a ambos ocupantes: dos hombres de 38 y 42 años de edad de Redondela (Pontevedra); siendo el mayor el propietario del vehículo, conducido por el más joven de los dos. Cuando los agentes procedieron a realizar las comprobaciones respecto a la situación del vehículo, detectaron graves deficiencias en la estructura, neumáticos, suspensión, autorizaciones administrativas, tarjeta de transporte, y documentación de la mercancía transportada.

 

Según la Policía, el tacógrafo carecía de discos, y el dueño del camión tampoco llevaba los discos anteriores para revisión y cotejo, como es su obligación. Respecto a la normativa de transportes, los agentes constataron que transportaba mercancía perecedera (patatas) sin albarán ni factura de procedencia del producto, careciendo de la necesaria tarjeta de transportes de servicio público. Respecto al Reglamento General de Vehículos, los neumáticos presentaban un grave estado de deterioro, así como presión deficiente, lo que junto el deterioro de la suspensión, constituye una deficiencia técnica grave, que afecta a la seguridad del vehículo.

 

Además, tanto el Seguro Obligatorio como la ITV estaban caducados, el vehículo carecía de sistema de alumbrado trasero (frenos e intermitentes), la defensa delantera estaba rota y presentaba aristas cortantes, y la matrícula delantera, golpeada e ilegible. Además, el camión hacía uso de combustible bonificado, por lo que los agentes procedieron a extraerlo para entregarlo en la delegación de la Agencia Tributaria de Pontevedra, ante la sospecha de que no fuese el reglamentario. Por si fuera poco, el conductor no aportó el Certificado de Aptitud Profesional, como debería haber hecho. Por todo lo anterior, los agentes elaboraron un detallado informe, cursando las correspondientes denuncias por todas estas las infracciones.

Comentarios