domingo 24/10/21

Asime pide una apuesta por el naval en los terrenos de la antigua Vulcano

La Asociación de Industrias del Metal y Tecnologías Asociadas de Galicia (Asime) ha pedido este miércoles “cautela” ante la resolución del Tribunal de conflictos y ha pedido al Puerto de Vigo, propietario ahora de la antigua concesión a Vulcano, que tome decisiones estratégicas.
vulcano

La Asociación de Industrias del Metal y Tecnologías Asociadas de Galicia (Asime) ha pedido este miércoles “cautela” ante la resolución del Tribunal de conflictos y ha pedido al Puerto de Vigo, propietario ahora de la antigua concesión a Vulcano, que tome decisiones estratégicas que revitalicen la industria, ya que continúa defendiendo que las instalaciones de Teis se dediquen a la construcción y reparación naval.

Según asegura Asime en un comunicado, “esta es una actividad de presente y futuro”, siempre que haya inversiones relevantes aparejadas. “Es fundamental la reordenación de espacios portuarios y está claro que la industria de construcción y reparación naval debe estar pegada al mar”, declaran.

La patronal insiste en que defiende la creación de empleo como eje central de la actividad industrial de Galicia y subraya que el sector se enfrenta a “retos muy importantes ligados a la transición energética y la competitividad industrial”, en el que considera va a jugar un papel esencial la capacidad productiva de la industria gallega en áreas como la construcción y reparación naval, la eólica marina o la innovación en buques.

Asime recuerda que quien inició el expediente de extinción fue el expresidente del puerto Enrique López Veiga, y que el Consejo de Administración del Puerto lo dejo caducar por su voluntad global de defender la construcción y reparación naval en esos terrenos. “Estamos ante el resultado de las actuaciones que ejecutó en su día el expresidente del Puerto, que mostraban falta de compromiso con la industria de la construcción y reparación naval al desdeñar”, añade el comunicado.

Asime subraya que López Veiga rechazó en su momento inversiones que superaban los diez millones de euros “calificándolas de no relevantes”, mientras que a su vez, otorgaba concesiones de muelles comerciales con superficies de 50.000 metros cuadrados a 50 años con una inversión mínima y tremendamente inferior, que no llegaba al millón de euros.

Para Asime está claro que, “si la actuación del expresidente hubiera sido la de apoyar la construcción y reparación naval, la situación de hoy sería radicalmente distinta y no habría habido ningún problema con la concesión”. En su opinión, en la situación actual, serán clave las decisiones estratégicas del consejo de administración del Puerto, del que espera tenga en cuenta la construcción y reparación naval en la posible apertura de una nueva concesión portuaria, siempre acompañada de las inversiones necesarias.

Se trata, añade, de devolver a la ría de Vigo y a Galicia en su conjunto una actividad industrial que ha sido siempre vertebradora de su economía y que ha visto fuertemente reducida su capacidad en los últimos años. “Recordemos que la extinta Vulcano llegó a emplear a 150 personas de forma directa y a más de 800 de manera indirecta, un astillero adaptado ahora al siglo XXI tiraría de toda la industria auxiliar y ese debe ser el objetivo a alcanzar: revitalizar la industria naval gallega, que puede ser sin duda tractora de la recuperación económica en el actual contexto provocado por el Covid-19”, concluye.

Comentarios