miércoles. 28.09.2022

Un barrio de Vigo envía orinales al Ayuntamiento y a la Xunta para exigir atención

En los próximos días Correos hará llegar sendos orinales a las dependencias del Ayuntamiento de Vigo y de la Xunta de Galicia, acompañados de sendas cartas para el alcalde, Abel Caballero, y el presidente autonómico, Alfonso Rueda, informan los vecinos de Teis.

vecinos-teis-orinales

En los próximos días Correos hará llegar sendos orinales a las dependencias del Ayuntamiento de Vigo y de la Xunta de Galicia, acompañados de sendas cartas para el alcalde, Abel Caballero, y el presidente autonómico, Alfonso Rueda, informan los vecinos de Teis.

En ambas misivas, la Asociación de Vecinos de Teis denuncia el abandono de los terrenos de la Escuela de Transmisiones y Electrónica (ETEA) por parte de ambas administraciones y reclama la instalación de unos aseos públicos, según ha explicado en un comunicado.

Los vecinos de Teis convocaron el pasado agosto una concentración en los terrenos de la ETEA y tiene pensado organizar otra en septiembre; denuncian que desde la salida de los militares en otoño de 2020 han pasado casi 20 años durante los que no se ha recuperado este espacio para el barrio.

Para los vecinos, la falta de unos “simples aseos”, pese a la cantidad de gente que acude a la zona en verano, es un “ejemplo muy claro” del abandono de los terrenos de la ETEA por parte de ambas administraciones.

Sugieren a la Xunta que dedique el edificio que ocupaban la antigua panadería o el que está junto a una pista de patinaje a la creación de una cafetería con aseos públicos, como estaba previsto en un proyecto de 2012, mientras que al Ayuntamiento le proponen que incluya unos aseos públicos en el quiosco que se instala todos los veranos en el muelle.

Además, exigen la construcción de la residencia pública para mayores, el adecentamiento de los viales y la recuperación de los espacios libres: el muelle, el paseo litoral y el parque público.

Respecto a la residencia de mayores, los vecinos denuncian que la Xunta anunció en marzo de 2017 su construcción, pero que han pasado casi seis años y “todavía no se colocó ni la primera piedra” pese a la demanda social que existe en Vigo de plazas en residencias públicas para personas mayores.

Un barrio de Vigo envía orinales al Ayuntamiento y a la Xunta para exigir atención
Comentarios