sábado. 02.07.2022

Bomberos llevan a juicio al Ayuntamiento de Vigo por los servicios mínimos

Unas dos docenas de bomberos se concentraron este miércoles ante los juzgados de Vigo, donde se celebró en el Contencioso Administrativo la vista del recurso presentado por la CIG contra el Ayuntamiento de Vigo por la falta de negociación de los servicios mínimos desde que los bomberos comenzaron una huelga indefinida, el pasado 14 de agosto.

Unas dos docenas de bomberos se concentraron este miércoles ante los juzgados de Vigo, donde se celebró en el Contencioso Administrativo la vista del recurso presentado por la CIG contra el Ayuntamiento de Vigo por la falta de negociación de los servicios mínimos desde que los bomberos comenzaron una huelga indefinida, el pasado 14 de agosto. “Vamos para seis meses de huelga con unos servicios mínimos impuestos que son idénticos a los servicios ordinarios que hay en la ciudad.

 

Eso indica que la falta de bomberos que hay es evidente”, dijo a la puertas del juzgado, Miguel Uclés, portavoz de la CIG en Bomberos de Vigo. Durante la vista, la abogada de la CIG señaló que el Ayuntamiento se ha negado a acordar los servicios mínimos con el comité de huelga, por lo que “se impide total y absolutamente el derecho fundamental de huelga”. También señaló que se han impuesto “unos servicios mínimos desproporcionados y carentes de justificación”, al obligar a los bomberos a cumplir con encomiendas que no responden a lo que se entiende por urgente.

 

Por su parte, el abogado que representa al Ayuntamiento, que echó en falta la presencia de la CUT en la sala, defiende que los servicios mínimos fueron acordados en la mesa general de personal del Ayuntamiento y entiende que la demanda de la CIG, en este caso, es meramente formal.

 

Entretanto, los bomberos continúan denunciando la carga de trabajo “esclavista” impuesta por un decreto anulado en primera instancia por el juzgado de Vigo y que se encuentra ahora en fase de recurso en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Solo la suerte, creen los bomberos, ha impedido una tragedia, ya que el pasado verano no hubo incendios catastróficos y ni la sucesión de temporales de este invierno han causado males mayores.

 

Aun así, “en estos meses han sucedido situaciones en las que se ha puesto en peligro la seguridad de los trabajadores, como es el caso de los bomberos en formación, a los que se impuso hacer refuerzos”, ha denunciado Uclés, quien ha recordado que la semana pasada un bombero de 58 años se rompió la clavícula “porque los servicios que hay están totalmente fatigados”.

 

Los bomberos se quejan también de que las bases para la convocatoria de oposiciones para el cuerpo no se pudieron negociar con el Ayuntamiento, el cual “fue totalmente dictatorial” imponiendo una valoración superior a los componentes de la Unidad Militar de Emergencias respecto a de los bomberos del resto el Estado, “algo completamente ilegal”. “Parece mentira que lo esté haciendo un gobierno en teoría socialista y que está totalmente esclavizando al servicio de bomberos”, ha añadido Uclés, quien ha recordado que tras la incorporación en noviembre de diez bomberos y dos conductores, y con los 15 que saldrán de las oposiciones, el cuerpo seguirá necesitando personal, más aun si se tiene en cuenta que en los próximos cuatro años se jubilarán 48 profesionales.

Bomberos llevan a juicio al Ayuntamiento de Vigo por los servicios mínimos
Comentarios