martes 18/1/22

Caballero dice que su dispositivo funcionó bien frente a temporal "histórico"

El dispositivo del Ayuntamiento para hacer frente al temporal registrado en Vigo la jornada de ayer funcionó pese a los "datos históricos" de pluviosidad, comentó el alcalde, Abel Caballero. 

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha defendido hoy el operativo desplegado por el ayuntamiento para hacer frente al temporal que azotó la ciudad durante la jornada de ayer, aunque ha reconocido que ante los "datos históricos" de pluviosidad en una ciudad "de montaña y con la marea alta, pasa lo que pasa".

 

Caballero ha echo hincapié en el dato registrado por la estación viguesa de la Agencia Estatal de Meteorología: 104,2 litros por metro cuadrado entre las seis de la mañana y las siete de la tarde. Y de esa cifra global ha entresacado una parcial, los 10 litros por metro cuadrado que cayeron en diez minutos poco después del mediodía, "lo nunca visto", según el alcalde vigués.

 

Durante la jornada de ayer 175 efectivos de la Policía Local realizaron 200 intervenciones, al igual que los 19 bomberos por turnos que atendieron más de 50 incidentes junto con 33 agentes de Protección Civil y trabajadores del ámbito de vías y obras. Caballero ha defendido la "movilización total" realizada bajo el seguimiento del gobierno local a través del centro de tráfico del ayuntamiento, desde donde se coordinaron los operativos necesarios para hacer frente a la caída de la tensión eléctrica en plaza de España y en la calle Traviesas.

 

A este "colapso" en el tráfico se unió el desbordamiento del río Lagares, que anegó la zona de Balaídos y Julián Estevéz y provocó además un parón en la actividad de la factoría PSA Peugeot Citröen. Según Caballero, los efectos de las inundaciones se agravaron por la marea alta, un "evento fatídico" que provocó que las alcantarillas "funcionasen de abajo arriba", de manera similar a un géiser como en el caso de la calle Colón.

 

El alcalde ha defendido, en relación con este último caso, que la única solución sería crear un espacio del tamaño de "una boca de metro" para evacuar el agua. Mientras, el PP de Vigo ha denunciado la "nula previsión y la escasa agilidad de respuesta" del gobierno municipal durante el temporal, que provocó múltiples inundaciones y un "caos de tráfico como no se producía desde hace tiempo". Para los populares vigueses, estas dos cuestiones "multiplicaron" los efectos del mal tiempo en muchos lugares de la ciudad.

 

En concreto, han denunciado que las "graves inundaciones" que padecieron muchas calles "han puesto en evidencia" la necesidad de que se acometan "obras estructurales de saneamiento que ya deberían estar ejecutadas" tras casi ocho años de mandato de Abel Caballero. Según han constatado, los problemas de saneamiento y alcantarillado se centran, sobre todo, en las zonas de Balaídos, Colón, Areal, Beiramar o Julián Estévez, donde "no se han llevado a cabo los proyectos necesarios para paliar los efectos de este tipo de eventualidades meteorológicas".

 

El PP destaca además que la "iniciativa propia y el buen hacer" de los empleados de los servicios municipales fueron los que sirvieron para atajar, "en gran medida", los efectos del temporal, habida cuenta de que la dirección política "dejó mucho que desear". Por ello, han instado al alcalde a que, en próximo sucesos de esta magnitud que se anuncien con antelación y se haga una labor de prevención suficiente. "De nada sirve publicar un comunicado cuando el grueso del temporal ya había pasado", denuncia el PP.

Caballero dice que su dispositivo funcionó bien frente a temporal "histórico"
Comentarios