lunes. 17.06.2024

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha abogado hoy por la eliminación del peaje de la autopista AP-9 en el tramo que conecta la ciudad con Pontevedra, o al menos "una rebaja sustancial" del mismo. Caballero, que hoy ha protagonizado un desayuno informativo de Fórum Europa-Tribuna Galicia, ha considerado que los peajes "tienen que ser revisados", y en el caso de la conexión con Pontevedra ha dicho que "la solución" definitiva sería su eliminación, más allá de la gratuidad de los tramos de vuelta en días laborables. Ha comprendido que su petición es difícil de cumplir en el "momento de crisis actual", pero ha apostado por "no perderla de vista", como tampoco la autovía gratuita a Pontevedra o la conexión del AVE con Madrid, algo que "exigiremos en tanto se salga de la crisis".

 

A Caballero le "empieza a preocupar el retraso" de la gestión administrativa para la construcción de la estación del AVE diseñada por Thom Mayne y para la conexión de la alta velocidad ferroviaria por Cerdedo. Ha incidido en que una vez superada la crisis, "la economía de Vigo será mucho más el corazón de la economía de Galicia", y por eso, ha argumentado, "no nos podemos quedar encasillados por no tomar las medidas que hay que tomar ahora". En lo que compete al Ayuntamiento de Vigo, Caballero ha indicado que deben estar "las tareas hechas" cuando se consolide la recuperación económica, entre otros ámbitos, en el urbanístico.

 

Ha confiado en que se resuelva definitivamente el "gran desarrollo" del barrio del Cura, y respecto al proyecto de macro centro comercial y de ocio Porto Cabral, ha insistido en que el gobierno local "está obligado, por ley, a desarrollar" el ámbito terciario recogido en el PXOM para la zona de Liñeiriños. Caballero ha recalcado que el gobierno municipal está tramitando este desarrollo, "así de fácil", y ha añadido:

 

"Si cuando salga a concurso hay alguien que hace una oferta, lo ganará". Ha criticado que "algunos", en alusión al BNG, "quieren hacer de esto un tema controvertido" cuando son los mismos que lo "defendían en el Pleno diciendo que era la mejor decisión en la historia de la ciudad". Sobre los sectores estratégicos de la economía local, el alcalde de Vigo ha subrayado que la automoción "está poniendo en juego una parte importante de su futuro en los próximos veinte años", en alusión a las nuevas furgonetas de PSA, el llamado proyecto K9, que aspira a construir la planta de Balaídos. "Ni podemos ni vamos a fallar", ha proclamado Caballero. Ha incidido en que queda "un largo camino por recorrer" para reforzar la actividad turística en Vigo, y para ello ha apelado a explotar el "emblema" de las Islas Cíes, que ha definido como "una especie de selva amazónica en medio de Europa". En cuanto al aeropuerto de Peinador, ha dicho que si no se potencia, "tarde o temprano la industria se deslocaliza", y ha añadido que "esa batalla la vamos a ganar" con ayudas públicas desde el ayuntamiento a un "coste asumible". Por lo demás, ha prometido que mantendrá las políticas de ayuda social "si sigue habiendo crisis" y él continúa de alcalde tras las próximas elecciones municipales, porque ése "posiblemente sea el dinero mejor gastado". También ha presumido de que Vigo tiene la presión fiscal más baja de Galicia y "de las menores de España", y ha adelantado que en 2015 será "la única ciudad de Europa con deuda cero, seguramente", sin que por ello se vea afectado el "proceso revolucionario de cambio" en el que está envuelta. El doctor Hixinio Beiras, miembro de la plataforma SOS Sanidade Pública, ha destacado de Caballero el que haya "colocado" a Vigo "en el mapa político de Galicia" gracias a que su alcalde le ha imprimido "liderazgo". También ha valorado su "austeridad personal y enorme autonomía política" para "defender a la ciudad", sin llegar a "desmarcarse de la línea general del PSOE", y como ejemplo ha recordado que fue "el único" en oponerse a la fusión de las antiguas cajas de ahorro.

Caballero pide eliminar el peaje Vigo-Pontevedra o una "rebaja sustancial"