martes 18/5/21

Caballero retira a Espinosa sus competencias en el área de Recursos Humanos

 El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha retirado a Elena Espinosa, la concejala más contestada por los sindicatos, la responsabilidad de Recursos Humanos y Régimen Interior del Ayuntamiento, que pasará a la concejalía de Contratación, Patrimonio y Gestión Municipal que lleva Patricia Rodríguez Calviño.

abel-caballero

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha retirado a Elena Espinosa, la concejala más contestada por los sindicatos, la responsabilidad de Recursos Humanos y Régimen Interior del Ayuntamiento, que pasará a la concejalía de Contratación, Patrimonio y Gestión Municipal que lleva Patricia Rodríguez Calviño.

Según ha explicado el regidor en rueda de prensa, esta decisión obedece a la necesidad de reforzar la actuación en el área de Economía, Empresa y Seguridad, donde Espinosa continúa como teniente de alcalde, ante la gran cantidad de proyectos que Vigo presenta a los fondos europeos de recuperación.

“Tendremos que redoblar nuestra atención a las empresas, a la economía y a los proyectos europeos porque Feijóo no existe en Vigo, no está presente en esta ciudad y no forma parte de la economía de la ciudad, porque no sabemos nada de él desde hace meses”, ha justificado Caballero.

En todo caso, la ex ministra de Pesca ha sido varias veces objeto de críticas por sus actuaciones en los últimos meses, la última por una sentencia del Contencioso Administrativo que pone en tela de juicio el nombramiento de jefes de servicio del Ayuntamiento de forma discrecional y exige que se atienda al mérito y a la capacidad, asunto sobre el que ha incidido el portavoz del Partido Popular, Alfonso Marnotes, tras el anuncio de Caballero.

“El alcalde ha desautorizado a Elena Espinosa, que no podía continuar como concejal después de la sentencia del caso de los enchufes y de los nombramiento a dedo del personal municipal”, ha dicho Marnotes, que ha recordado que “ha habido más sentencias”, además de problemas con los Bomberos, la Policía, o el personal que no ha cobrado cantidades que se le debían.

“Ha sido un auténtico caos la gestión como concejala de Elena Espinosa desde que tomó posesión. Efectivamente hemos pedido su renuncia y su relevo muchas veces y por fin el alcalde ha hecho lo correcto, que es quitarle esa responsabilidad. Lo que pedimos ahora es que se cambie el rumbo de esa concejalía y por fin las decisiones que se tomen sean de acuerdo a la ley”, ha cerrado Marnotes.

Por su parte, Marea de Vigo, ha calificado de “absolutamente ridículo” que el alcalde pretenda vestir de remodelación lo que para ellos es “un cese de facto de una muy mala concejal de recursos humanos” con una “incapacidad manifiesta” de resolver “de manera democrática” los problemas de personal en el Ayuntamiento.

Según Rubén Pérez, portavoz de Marea, “hay una malísima gestión del personal y hay sentencias judiciales recurrentes que ponen en solfa la política laboral del Concello” y que justifican la decisión del alcalde.

La destitución de la ex ministra es, para Pérez, la “plasmación de un fracaso en la composición de un Gobierno pensando que se podía masacrar y quitar derechos a la plantilla municipal y que eso no iba a tener consecuencias”.

Como los populares, Marea expresa su esperanza de que esta sustitución suponga un cambio y que “la nueva concejala no tenga el mismo talante ni las mismas ganas de reventar laboralmente la correlación de fuerzas sindicales en el Concello ni intente ningunear a un comité de empresa que se sintió muchas veces humillado en las mesas negociadoras”.

Por último, el portavoz del BNG, Xabier Igrexas, ha celebrado también la destitución de Espinosa, lo que ha calificado como “un acierto” del alcalde.

“Su gestión la vino a confirmar como un verdadero obstáculo a la hora de resolver los importantes problemas que en este ámbito presenta el Concello de Vigo”, ha dicho Igrexas, quien también pide un cambio en la política de personal en el Ayuntamiento.

“No llega un cambio de caras, tiene que haber un cambio de talante del Gobierno municipal, empezando por el propio alcalde, que se ha negado reiteradamente a recibir a la representación sindical”, ha recordado Igrexas. 

Comentarios