viernes. 21.06.2024

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Vigo a un hombre de 76 años que pinchó cuatro veces con un destornillador afilado al presunto amante de su esposa y que se entregó tras manifestar que “la cárcel está hecha para hombres”.

Los hechos, según han informado este miércoles fuentes policiales, tuvieron lugar a última hora de la mañana de ayer, martes, en la terraza de un bar de la zona Traviesas, donde la víctima estaba tomando una consumición.

Al grito de “te voy a matar, hijo de puta”, el ahora detenido se abalanzó sobre la víctima y le clavó un destornillador cuatro veces: dos en el tórax, una en el abdomen y otra en el antebrazo, al mismo tiempo que lo insultaba.

A su llegada al lugar de los hechos, los agentes se encontraron al herido tirado en el suelo y ensangrentado, rodeado de gente y asistido por una testigo que dijo ser enfermera y que se encargó de ofrecer la primera asistencia a la víctima, que ahora se encuentra en el hospital con un pulmón afectado.

Los agentes se entrevistaron con la víctima y los testigos que se encontraban en el lugar, quienes relataron lo sucedido e identificaron al agresor, conocido en el barrio, al que habían conseguido reducir y quitarle el arma blanca, que en un principio confundieron con un cuchillo.

También señalaron el portal donde se había ocultado tras huir a la carrera.

Cuando los agentes localizaron al agresor en un domicilio cercano, éste se entregó voluntariamente mientras manifestaba: “La cárcel está hecha para hombres, ya voy”, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito de lesiones graves y trasladado a dependencias policiales.

La causa de la agresión, según la Policía, podría ser los celos del detenido, quien señaló que la víctima mantiene una relación sentimental con su mujer.

Clava un destornillador al amante de su esposa y se entrega