martes. 05.03.2024

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha condenado al Servicio Gallego de Salud (Sergas) a indemnizar con 25.000 euros a cada uno de los cuatro hijos de una paciente con un cuadro de hipertensión severa que acabó falleciendo por el tratamiento deficiente que recibió en el hospital Povisa.

 

El Defensor del Paciente informa de que esta mujer, de 72 años, acudió el 20 de mayo de 2009 al centro de salud de Cangas (Pontevedra), donde le diagnosticaron una cefalea de localización frontonucal, acompañada de vómitos y de otros problemas de tipo neurológico, y de allí fue remitida al hospital Povisa de Vigo, donde falleció días después.

 

La sección primera del TSXG aprecia en su fallo una desatención de la sintomatología que presentaba la paciente en el servicio de urgencias de Povisa, ya que le administraron ansiolíticos y la enviaron para su casa, y que su médico de cabecera le hiciera un seguimiento. La mujer sufrió posteriormente una caída y reingresó al día siguiente hasta su fallecimiento.

 

La familia reclamó ante el Sergas pero la administración sanitaria no se avino a la indemnización, por lo que derivó el caso a los juzgados de lo contencioso administrativo de Santiago, que desestimaron la demanda al entender que debía ser Povisa quien al cometer la mala praxis los indemnizara. Recurrieron ante el TSXG, que ha venido a reconocer que la responsabilidad recae sobre el Sergas al ser Povisa un centro concertado, detalla el Defensor del Paciente.

Condenan al Sergas por el deficiente tratamiento a una hipertensa que murió