domingo. 25.09.2022
Vigo

Detenidas cuatro personas por contratos a inmigrantes ilegales en Vigo

La Policía Nacional de Vigo ha detenido a cuatro personas, un matrimonio uruguayo y dos españoles propietarios de establecimientos, e imputado a otro empresario por delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal y contra el derecho de los trabajadores, incurriendo algunos de ellos además en falsedad documental. 

La Policía Nacional de Vigo ha detenido a cuatro personas, un matrimonio uruguayo y dos españoles propietarios de establecimientos, e imputado a otro empresario por delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal y contra el derecho de los trabajadores, incurriendo algunos de ellos además en falsedad documental.

 

Fuentes policiales han informado de que el día 10 de julio se realizó una inspección en un quiosco de la playa de Baiona durante la cual se identificó a dos trabajadores que se negaron a presentar su documentación de residencia o pasaporte aduciendo múltiples disculpas.

 

Los dos empleados, un hombre de 48 años de nacionalidad uruguaya y una mujer de la misma edad de nacionalidad argentina, fueron trasladados a comisaría donde se comprobó que ambos se encontraban en situación irregular en España y que la mujer, además, había aportado datos relativos a otra persona.

 

En realidad, se trataba de una mujer de 53 años de edad con nacionalidad uruguaya que mantenía una relación con el otro trabajador identificado, por lo que se procedió a la detención de la pareja por estancia irregular y se les abrieron los correspondientes expedientes de expulsión. Las declaraciones obtenidas de los dos detenidos propiciaron la apertura de una investigación más amplia relativa a las implicaciones de terceras personas a la hora de firmar sus contratos laborales. Se constató así que la mujer trabajaba en el quiosco desde el día 1 de julio, que para la realización del contrato presentó documentación de una ciudadana argentina que era en realidad la pareja del hermano de su marido y que esta mujer era conocida además por el empresario que la contrató.

 

El propietario del quiosco, un varón de 51 años de nacionalidad española, fue imputado y detenido por un delito de falsedad documental, presuntamente cometido por él y por la trabajadora, al haber simulado una relación laboral mediante la suplantación de una ciudadana extranjera con el permiso de residencia.

 

Ya avanzadas las investigaciones, la Policía descubrió que el matrimonio llegó a España por el ofrecimiento de otro empresario español de 54 años que poseía varios quioscos en las playas gallegas y que les ofreció un contrato de trabajo a pesar de conocer que ella, al menos, se encontraba en situación irregular.

 

A su llegada a España, los dos comenzaron a trabajar en un quiosco en A Lanzada con contratos firmados con fotocopias de su tarjeta de residencia ya retirada. Según indica la Policía, se certifica así en las investigaciones que este segundo empresario tiene una participación activa, por lo que es detenido e imputado por delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal y contra los derechos de los trabajadores.

 

Su hijo, un varón español de 32 años, también está imputado por un delito contra el derecho de los trabajadores dada su participación en la trama. El caso ha pasado a disposición de los juzgados de instrucción número 6 y 2 de Vigo en funciones de guardia y de la Fiscalía del Área de Vigo en la Sección de Extranjería. Por parte de la Inspección Provincial de Trabajo también se realizaron las correspondientes instrucciones.

 

Detenidas cuatro personas por contratos a inmigrantes ilegales en Vigo
Comentarios