domingo 24/10/21
Polémica muerte

El abogado de la mujer del fallecido en Ponteareas pedirá que declare el agente que disparó

Gerardo Gayoso, el abogado de Andrea Montes, la esposa de Javier Fernández, fallecido la pasada por un disparo de la Guardia Civil en Ponteareas (Pontevedra), ha afirmado hoy que pedirá que declare ante la jueza que instruye el caso el agente que disparó porque "a priori", ha dicho, observa indicios de "desproporcionalidad" en su actuación.

Gerardo Gayoso, el abogado de Andrea Montes, la esposa de Javier Fernández, fallecido la pasada por un disparo de la Guardia Civil en Ponteareas (Pontevedra), ha afirmado hoy que pedirá que declare ante la jueza que instruye el caso el agente que disparó porque "a priori", ha dicho, observa indicios de "desproporcionalidad" en su actuación.

 

Gayoso ha hecho estas declaraciones a los periodistas a las puertas del juzgado de instrucción 2 de Ponteareas, en donde está previsto que hoy declaren el otro agente de la guardia civil, supuestamente agredido por el fallecido, dos sanitarios que acudieron a la casa, una vecina, que fue la que supuestamente avisó al servicio de emergencias y un amigo de la familia, como testigo de los hechos. Fernández era un conocido músico vigués, batería del grupo de rock Los Piratas, disuelto a mediados de la década pasada.

 

La semana pasada dos agentes de la Guardia Civil acudieron a la casa del fallecido en Guláns, Ponteareas, supuestamente a un caso de violencia machista. Sin embargo, la familia de Javier Fernández sostiene que no era un maltratador, sino que sufría un trastorno bipolar al que se le había retirado la medicación y denuncia presiones de los agentes para que la mujer denunciase a su esposo por violencia machista.

 

Gayoso ha señalado que aguardará a las declaraciones de los testigos citados hoy en el juzgado para tomar decisiones, pero ha avanzado que no descarta pedir un careo y una reconstrucción de los hechos en caso de que continúen lo que él considera contradicciones entre la versión oficial, en el atestado, y la de su defendida, su familia y el amigo que estaba en el interior de la casa. Para este abogado, el amigo de la familia es una persona "clave" y "fundamental", porque cuando vio que el guardia civil desenfundaba la pistola le advirtió de que era un hombre enfermo.

 

Sobre la supuesta agresión a un agente, el abogado ha dicho que no existió, y ha referido que hay dos partes médicos con una diferencia de más de siete horas. En el primero de ellos no hay ningún corte ni incisión, únicamente una "erosión" en la zona del entrecejo. Y más de siete horas después hay otro porque el agente dice que se dio cuenta de que tenía "lesiones" en un brazo, "supuestas marcas de tenedor", que es el objeto punzante con el que presuntamente el fallecido intentó agredir a los agentes.

 

También ha descartado que uno de los sanitarios que va a declarar hoy pueda corroborar la versión del atestado de la Guardia Civil, ya que "estaba fuera" de la casa y no pudo ver nada.

Comentarios