lunes. 06.02.2023
Vigo | Sucesos

El acusado de matar a un hombre con una plancha alega legítima defensa

Un hombre ucraniano, Igor V, acusado de matar supuestamente a un compatriota suyo golpeándolo en la cabeza con una plancha de la ropa en una vivienda de la localidad pontevedresa de Nigrán, ha alegado legítima defensa y miedo insuperable.

Un hombre ucraniano, Igor V, acusado de matar supuestamente a un compatriota suyo golpeándolo en la cabeza con una plancha de la ropa en una vivienda de la localidad pontevedresa de Nigrán, ha alegado legítima defensa y miedo insuperable. Además, ha expresado que la víctima lo amenazó de muerte y lo apuntó con un cuchillo momentos antes de que se desencadenasen los hechos.

 

La Sección Quinta de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, ha acogido esta mañana la primera sesión del juicio relativo a esta causa, que se prolongará a lo largo de la semana bajo el procedimiento de tribunal de jurado. Igor V. ha optado por contestar a las preguntas de las partes y, con la asistencia de una intérprete, ha explicado cómo conoció a la víctima en Madrid, años atrás, y que ambos mantenían una relación de amistad y eran como "hermanos". No obstante, ha apuntado que el hombre adoptaba actitudes "violentas y agresivas" cuando ingería grandes cantidades de alcohol y que él había presenciado en el pasado varios percances relacionados con sus excesos con la bebida.

 

El acusado ha concretado que ambos residían junto con su jefe en una vivienda de Nigrán ya que desempeñaban su labor profesional en una obra de la zona. En relación a la noche del 12 de junio de 2016, día en el que se produjeron los hechos que se juzgan, ha asegurado que la víctima regresó a casa por la noche "borracho", tras haber estado en un bar. Ha abundado en que el hombre intentó conseguir dinero para jugar en una máquina tragaperras y en que se golpeó a sí mismo con una tabla de madera en la cabeza para demostrar "lo fuerte que era", un hecho que pudo provocarle lesiones internas, según la defensa.

 

Momentos después, ha narrado, la víctima sacó un cuchillo y expresó que lo iba "a rajar", además de proferir "comentarios vejatorios" e insultos hacia su persona, aunque en un tono "calmado y bajito" para no alertar al resto de personas que se encontraban en el domicilio. Igor V. ha asegurado estar "aterrorizado" ante el comportamiento de su amigo, al que golpeó con una plancha, según ha mantenido, no con el objetivo de quitarle la vida, sino de salvar la suya propia, y ante la imposibilidad de escapar o gritar porque "temía que lo matasen".

 

Por ello, ha dicho, aprovechó "un momento de distracción" del hombre y le golpeó con la plancha "sin dirigir" el impacto, aunque ha reconocido que sí intentó "darle en la cara para atontarlo" y siempre "por miedo" a que su compañero atacase. Por su parte, la Fiscalía, que solicita para este acusado 15 años de prisión por un delito de homicidio con la circunstancia agravante de abuso de superioridad, ha defendido otra versión de los hechos. Ha afirmado que la víctima regresó a la casa "tras haber ingerido una muy elevada cantidad de alcohol a lo largo de la noche, la cual arrojaba un resultado en sangre de 3,47 gr/l, presentando por tanto una situación compatible con una intoxicación plena etílica".

 

Una vez en la vivienda, y según consta en su escrito de acusación, se sentó en un sofá del salón hasta que el acusado, con el ánimo de acabar con su vida, y por causas que no han quedado acreditadas, lo atacó con una plancha de la ropa, dirigiendo el golpe a la cabeza de la víctima, que se intentó proteger con los brazos. Asegura la fiscal que, finalmente, el acusado alcanzó al varón con la plancha en la zona lateral izquierda de la cabeza, de forma tan violenta que esta acción produjo un contragolpe en la zona derecha, causándole así diversas lesiones. También dirigió dos golpes más a las extremidades, ocasionándole varias heridas, todo ello de forma previa a al fallecimiento del hombre.

 

Incide en que Igor V. golpeó a la víctima "a sabiendas de que tanto por el instrumento utilizado como por la zona corporal afectada, la violencia del golpe y su trayectoria, causaría su muerte", y "aprovechándose de su mermada y limitada capacidad de atención y reacción derivada de la intoxicación etílica". Sin embargo, la defensa mantiene que Igor V. actuó en legítima defensa y, por ello, ha solicitado su libre absolución o que, si se le declara culpable, se contemple un delito de homicidio imprudente.

El acusado de matar a un hombre con una plancha alega legítima defensa
Comentarios