sábado. 13.07.2024

El alcalde de Porriño proclama su inocencia y la de sus concejales e insiste en denunciar una trama para echarle del puesto.

El alcalde de O Porriño, Nelson Santos (PP), ha vuelto a proclamar hoy su inocencia y la de sus compañeros de corporación imputados, como él, en una causa que investiga presuntas irregularidades en contrataciones de obras y servicios, que en su opinión es fruto de "una trama" para echarle del puesto.

El alcalde de O Porriño, Nelson Santos (PP), ha vuelto a proclamar hoy su inocencia y la de sus compañeros de corporación imputados, como él, en una causa que investiga presuntas irregularidades en contrataciones de obras y servicios, que en su opinión es fruto de "una trama" para echarle del puesto. La causa judicial investiga la presunta comisión de los delitos de prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos y contra el derecho de los trabajadores.

 

Por el momento no están individualizadas las imputaciones entre Santos, el teniente de alcalde y edil de Parques y Jardines y Contrataciones, José Manuel Jacobo, el concejal de Trabajo y Deportes, Manuel Alejandro Lorenzo, un funcionario del INEM y tres empresarios, dos de la firma Impi y uno de Mecánica Rocha. Tras declarar por segunda vez en esta causa como imputado ante la titular del Juzgado de Instrucción 3 de O Porriño, en esta ocasión por espacio de una hora, Nelson Santos ha señalado que contestó a todas las preguntas que le hicieron de forma "muy transparente, abierta, diciendo la verdad" y "con contundencia". Ha abundado en que habló "con el corazón, porque aquí no hay nada que ocultar".

 

Preguntado por si confía en su desimputación, ha contestado que es una decisión que corresponde a la jueza, y sobre si teme a las consecuencias del proceso judicial, ha dicho que "el único miedo" que tiene es que "algún día la trama para echarme y a mis compañeros del Ayuntamiento sea descubierta". A la petición del BNG de su dimisión, Santos, que ha dicho que está a disposición de la jueza cuando lo requiera, ha recordado que su portavoz local, Pedro Pereira, un concejal no electo "elegido a dedo, como en la dictadura", estuvo imputado "y nadie pidió" que se fuera, y también lo estuvo el exalcalde nacionalista Raúl Francés.

 

"La gente del PP somos más sensatos y coherentes y no pedimos la dimisión de nadie. Las dimisiones las tienen que dar el pueblo, no los concejales", ha zanjado Santos, quien ha indicado que su partido decidirá "en su momento" si denuncia la trama a la que alude, pero ahora lo prioritario es "acabar con todo este circo". La portavoz local del PSOE, Eva García de la Torre, personada en la causa como acusación popular, ha señalado que tanto Santos como el concejal de Trabajo y Deportes, Manuel Alejandro Lorenzo, emplearon hoy "la táctica del calamar", consistente en "hablar muy rápido" y aportar "muchos datos genéricos para confundir". Sin embargo, a preguntas concretas, y al sentirse "acorralados", "no han sabido aclarar". Ambos han coincidido en que no tuvieron que ver con las contrataciones investigadas, que no eran de su competencia, y entre ellos se han contradicho respecto a si conocían a todas las empresas investigadas.

 

Lorenzo, según la portavoz socialista, negó que conociera a algunas, mientras que Santos dijo que sus responsables eran amigos suyos y que medió con ellos para que contrataran a vecinos que iban a su despacho pidiéndole trabajo "con lágrimas en los ojos". García de la Torre se ha preguntado por qué estas personas "tienen más derecho que la gente apuntada en las listas" del paro, y ha proclamado que este tipo de actuaciones políticas, que buscan "patrimonializar lo público para perpetuarse en el poder", deben ser "desterradas".

 

Respecto a la tesis de la trama a la que se refiere el alcalde, se ha preguntado si está afirmando que el fiscal y la jueza forman parte de la misma. "¿Puede decir sin lugar a dudas que en todas las contrataciones cumplió estrictamente con la legalidad?", ha significado. En su opinión, el problema no es la forma en que los expedientes sobre las contrataciones investigadas llegaron a manos del fiscal, sino que existan los mismos, más aún, que uno de ellos haya desaparecido de las dependencias municipales.

 

La portavoz socialista ha reclamado "luz y taquígrafos" y que Santos aporte información sobre la causa en una comisión de investigación o a través de una auditoría. Nelson Santos ha sido aclamado por una docena de personas tanto a su llegada como a su salida a los juzgados. Este grupo de simpatizantes, que han aplaudido algunas frases del alcalde en sus declaraciones a los medios, han desplegado una pancarta electoral con su imagen y sobreimpreso un mensaje que rezaba "ánimo alcalde. Estamos contigo". Diferente ha sido la salida de los juzgados del concejal Manuel Alejandro Lorenzo, quien ha sido abucheado por una decena de personas que portaban una pancarta en la que se podía leer: "Nelson dimisión. Corruptos fuera de Porriño". Estas personas se retiraron antes de la llegada a los juzgados del alcalde.

 

La diputada del BNG Carme Adán ha declarado que el PPdeG "no puede pasar de puntillas" ante la situación que se vive en un ayuntamiento, el de O Porriño, "paralizado". Adán ha criticado que el presidente de los populares gallegos y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "mantiene en el poder" a los tres políticos imputados y ha agregado que "su responsabilidad" es destituirlos. Ha abundado en que Feijóo "puede y debe hacerlo", y mientras no lo hace, "es cómplice".

El alcalde de Porriño proclama su inocencia y la de sus concejales e insiste en...