lunes. 17.06.2024

El exalcalde de Nigrán, Alberto Valverde (PP), se ha acogido hoy a su derecho a no declarar ante la juez que instruye la operación Patos, que lo ha citado hoy como investigado al igual que a un empresario, Silvano G.O., mientras que el interventor municipal ha acudido como testigo.

 

A la salida de los juzgados, Valverde ha manifestado que le trasladó a la instructora que no tiene "nada que ocultar" ni "nada que ver con esto", pero que por recomendación de su abogado no iba a declarar al estar pendientes varios recursos contra el auto judicial que valida las escuchas telefónicas. Preguntado por si tenía constancia o, como mínimo, sospechas de que se amañaran contratos en la corporación local de Nigrán, Valverde ha respondido:

 

"Por supuesto que no. Esto no es así". En su declaración como testigo, el interventor ha confirmado que puso reparos a varios expedientes, procesos de adjudicación, facturas, según fuentes jurídicas. Las comparecencias de hoy se circunscriben en la pieza separada de Nigrán de la Operación Patos, que investiga supuestas irregularidades en contrataciones de diversas instituciones públicas de Galicia, la mayoría en la provincia de Pontevedra.

 

El exconcejal de Nigrán José Álvarez Valverde, uno de los cinco detenidos cuando estalló la Operación Patos, fue la primera víctima política del caso. Luego le siguió la exdelegada de la Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch.

El exalcalde de Nigrán se acoge a su derecho a no declarar