sábado. 20.08.2022
Operación Patos

El fiscal pide imputar a Caballero, Louzán, Figueroa y Bravo Bosch

El fiscal propone imputar en la causa por la Operación Patos al alcalde de Vigo, Abel Caballero, al expresidente y al exvicepresidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán y José Manuel Figueroa -a la sazón presidentes del PP provincial y local, respectivamente-, y a la delegada de la Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, entre otros.

El fiscal propone imputar en la causa por la Operación Patos al alcalde de Vigo, Abel Caballero, al expresidente y al exvicepresidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán y José Manuel Figueroa -a la sazón presidentes del PP provincial y local, respectivamente-, y a la delegada de la Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, entre otros.

 

El representante del ministerio público propone imputar en su informe, según informan a Efe fuentes conocedoras de la investigación, a en torno de medio centenar de personas, entre políticos, técnicos y empresarios, en una causa judicial que investiga supuestas irregularidades en contrataciones públicas.

 

En esta lista también figuran los concejales de Vigo David Regades, Ángel Rivas -imputado en otra causa- e Isaura Abelairas, del PSOE, así como el exalcalde de Nigrán, Alberto Valverde (PP). En el caso de Louzán, Figueroa, Bravo Bosch, Regades, Rivas y Valverde, el fiscal les atribuye supuestos amaños de contratos y obras públicas y, adicionalmente, la recepción de regalos, excepto a la delegada de la Xunta.

 

La recepción de regalos es la imputación que propone para el alcalde de Vigo y recién elegido presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, lo que el regidor desmintió la semana pasada tras alzar la jueza instructora del caso el secreto de sumario. En su informe, el fiscal también informa a favor de desgajar la Operación Patos en piezas separadas y que se deriven a otros juzgados las investigaciones realizadas en los ayuntamientos de Ponteareas, Pontevedra, Santiago y Ourense. El fiscal no aprecia indicios de delito en las obras investigadas en Zona Franca de Vigo y en los contratos de Aqualia.

 

En febrero de 2014, la Policía detuvo a cinco personas, un exconcejal de Nigrán (Pontevedra) y administradores y empleados de las empresas Cespa y Eiriña; y practicó registros en las corporaciones de Vigo, Nigrán, Santiago, Pontevedra, Ponteareas y Ourense. También hubo registros en la delegación de la Xunta en Vigo, en dependencias de la Zona Franca, el Consorcio del Casco Vello y el puerto, y en la Diputación de Pontevedra.

El fiscal pide imputar a Caballero, Louzán, Figueroa y Bravo Bosch
Comentarios