martes. 31.01.2023
A Guarda | Medio Ambiente

El lobo marino que varó en A Guarda se prepara para su regreso al mar

"Guardesiña", el lobo marino que varó a mediados de este mes en la costa de la localidad pontevedresa de A Guarda, se encuentra fuera de peligro y recuperándose favorablemente para poder regresar al mar.

"Guardesiña", el lobo marino que varó a mediados de este mes en la costa de la localidad pontevedresa de A Guarda, se encuentra fuera de peligro y recuperándose favorablemente para poder regresar al mar. La directora general de Patrimonio Natural, Ana María Díaz, visitó hoy el centro veterinario en el que permanece ingresado el animal, en Nigrán (Pontevedra).

 

El ejemplar, una hembra de 85 centímetros de longitud y 14 kilos de peso, fue localizado el 14 de enero en el puerto de A Guarda con síntomas de desnutrición, deshidratación y afección respiratoria, por lo se decretó su traslado inmediato a la unidad de cuidados intensivos del Cemma. Durante la visita realizada hoy, los veterinarios explicaron que el estado de "Guardesiña" era muy reservado en el momento de su ingreso, siendo diagnosticada y tratada de una afección pulmonar grave y desnutrición. La evolución en los días siguientes, han desgranado, fue muy positiva, y en estos momentos el animal mantiene un estado de salud delicado pero está fuera de peligro.

 

Con todo, los esfuerzos se centran ahora en propiciar que recupere la capacidad de alimentarse por sí mismo, el factor que determinará su retorno al medio marino. Ana María Díaz ha recordado que este tipo de actuaciones son posibles gracias al acuerdo suscrito hace 15 años entre la Consellería de Medio Ambiente y la Cemma. El convenio correspondiente al periodo 2018-2019 acaba de rubricarse y contempla una dotación económica de 80.000 euros. La temporada de lobos marinos en Galicia suele prolongarse durante los tres primeros meses del año.

 

Este 2018 los avistamientos coincidieron con la llegada de los temporales y se registró un primer ejemplar en Malpica, que pudo volver por su cuenta al mar. Posteriormente, se observaron y recogieron tres ejemplares más varados en O Vicedo, Valdoviño y A Guarda, de los cuales tan solo ha sobrevivido "Guardesiña"; y uno más fue visto en Cabo Ortegal. Cada año varan en las costas gallegas una media de 280 ejemplares de reptiles y mamíferos marinos, muchos de los cuales están incluidos en el listado de especies en régimen de protección especial y en el catálogo español de especies amenazadas.

El lobo marino que varó en A Guarda se prepara para su regreso al mar
Comentarios