martes. 05.03.2024

Los arrastreros de gran altura del futuro tendrán diseño gallego gracias al proyecto "Aralfutur", en el que Xunta, universidades, armadoras e industria auxiliar han unido esfuerzos para impulsar la renovación de la flota basada en la I+D, y cuyos resultados han sido presentados hoy.

 

El proyecto, enmarcado en el programa Innterconecta, ha ideado barcos más eficientes en consumo energético y menos contaminantes, con una mejora de su rendimiento en las capturas y de su habitabilidad y seguridad. "Aralfutur" permitirá optimizar los sistemas de congelación y procesamiento del pescado, mejorar los sistemas hidrodinámicos, diseñar unas redes más selectivas que minimicen los descartes, buscar aparejos más ligeros que no necesiten tanta fuerza de arrastre y conseguir que el producto pueda llegar directamente desde el barco al consumidor.

 

El común denominador de la flota gallega de altura es su obsolescencia -la edad media es de unos 30 años- así como la escasa evolución tecnológica experimentada desde que se construyeran los primeros modelos entre los años 60 y 70 del siglo pasado, hasta los últimos (1999-2003) al abrigo del IFOP. Hace cuatro años, se planteó una renovación progresiva de la flota, que en principio iba a concernir a unos 100 barcos, y que quedó en papel mojado por los efectos de la crisis.

 

Jorge Romón, director de proyectos de Arvi, ha explicado hoy, en declaraciones a los informadores, que el nuevo modelo de arrastreros se podría construir hoy mismo si algún armador se animara. Al respecto, ha indicado que en estos momentos no hay sobre la mesa un plan de renovación de la flota, pero sí empieza a haber "movimientos de armadores, no muchos, que se están empezando a plantear" la necesidad de construir buques a corto plazo.

 

Sobre el coste del nuevo modelo de arrastreros, ha admitido que será "muy elevado" y requerirá que quien afronte su construcción deberá contar con un caladero "muy estable", que al menos le garantice la pesca en un plazo de quince a veinte años. Romón ha hecho hincapié en que la eficiencia energética es uno de los avances más destacables del nuevo modelo, ya que de los que ahora están operativos, los últimos se construyeron en 2002 y 2003 y entonces el gasóleo era dos o tres veces más barato.

 

También ha dicho que la aplicación de unos parques de pesca sofisticados, que implicarían una mejora de la calidad del producto, llevaría aparejada una reducción de las tripulaciones. En el acto de presentación de los resultados del proyecto "Aralfutur", el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, ha resaltado que Galicia consolida su liderazgo en la industria pesquera medio siglo después de que se botase el "Lemos", el primer congelador del mundo.

 

Galicia diseña los arrastreros de gran altura del futuro