domingo 23/1/22

Investigadores relatan cómo frustraron el desembarco del 'narcosubmarino'

Agentes policiales han relatado este martes cómo frustraron el desembarco de los más de 3.000 kilos de cocaína transportados a bordo de un 'narcosubmarino' que acabó hundido frente a las costas gallegas en septiembre de 2019 por parte de su tripulación.

narcosubmarino-aldan

Agentes policiales han relatado este martes cómo frustraron el desembarco de los más de 3.000 kilos de cocaína transportados a bordo de un 'narcosubmarino' que acabó hundido frente a las costas gallegas en septiembre de 2019 por parte de su tripulación.

Durante la segunda jornada de la vista oral del juicio que se celebra en la Audiencia de Pontevedra contra las siete personas vinculadas con esta operación de narcotráfico, los agentes explicaron que la intención inicial de los tripulantes era traspasar la droga a un barco para luego llevarla a tierra.

Finalmente, ante el mal tiempo y las sospechas de que podrían haber sido descubiertos, la organización optó por hundir la embarcación frente a Aldán, entre las rías de Vigo y Pontevedra, salvar a los tres tripulantes y regresar días más tarde a por la droga empleando medios subacuáticos para recuperarla.

Según revelaron dos guardias civiles ante el tribunal, las luces empleadas tanto por los tripulantes de la embarcación como por los que les esperaban en tierra alertaron a las autoridades, que ya estaban prevenidas de la posible aparición de una "embarcación inusual".

Ambos se encontraron con uno de los acusados, Rodrigo Hermida, que era quien estaba esperando a los tripulantes en la playa de O Foxo, en Cangas (Pontevedra), que tenía las luces de su coche encendidas hacia el mar y bolsas con ropa en el maletero del coche.

Alegó, detallaron los agentes, que "se había enfadado con su novia y quería desconectar un rato" y como no tenía antecedentes le dejaron irse del lugar, aunque ante la extrañeza de que estuviese iluminando con el coche hacia la playa "miramos hacia donde estaba enfocando".

Fue entonces cuando advirtieron las luces de tres linternas, que portaban hombres vestidos con neopreno que estaban saliendo del agua por una zona de rocas llevando dos maletas y una bolsa a los que "les dimos el alto y empezaron a correr".

Tras una persecución, los agentes solo lograron interceptar a uno de ellos, que intentó escapar a nado "pero estaba muy cansado y tuvimos que ayudarle a salir del agua".

Este resultó ser Pedro Roberto Delgado, uno de los tres tripulantes que ayer reconocieron, en primera jornada de la vista oral, haber cruzado el Atlántico en el narcosubmarino, entre Brasil y Galicia, mientras que a los otros dos los hallaron, aun con el neopreno puesto, días después.

La ropa que Hermida llevaba en el coche fue otro de los hilos del que tiraron los investigadores para identificar al resto de los implicados, ya que la Policía Nacional descubrió la tienda en la que se habían comprado y revisaron las cámaras de seguridad.

En ellas comprobaron que otros dos de los acusados, entre ellos Iago Serantes -considerado el cabecilla de esta trama-, fueron los que adquirieron la ropa y las barritas energéticas que debían entregar a los tripulantes tras el desembarco.

Además, en el juicio los agentes también detallaron los movimientos de los acusados que estaban en tierra para intentar contratar un barco, un vehículo todoterreno 'pickup' y un camión supuestamente para el traslado de la droga, si bien todos los intentos resultaron infructuosos.

La vista oral continuará este miércoles con la declaración de varios testigos y, previsiblemente, también la de los cuatro acusados que negaron su participación esta operación y que, según los investigadores, organizaron el narcotransporte desde tierra.

1011573

Investigadores relatan cómo frustraron el desembarco del 'narcosubmarino'
Comentarios