viernes. 14.06.2024

La sección quinta de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, acogerá la próxima semana el juicio contra un padre acusado de abusar sexualmente de forma continuada de sus dos hijas, de corta edad, y contra la madre por consentirlo.

 

La fiscalía pide para cada uno de ellos doce años de cárcel y la privación de la patria potestad de las menores, de quienes el Servicio de Familia y Menores de la Xunta declaró su desamparo en abril de 2012. Según se recoge en el escrito de acusación, entre abril de 2008 y diciembre de 2011 el padre de familia, "aprovechándose de la confianza" y la relación de afecto con sus hijas, se acostaba "de forma repetida" en la cama de las niñas y les hacía tocamientos.

 

Estos episodios se produjeron primero en el que era el domicilio familiar, ubicado en Redondela, y más adelante durante las visitas de las menores al domicilio del acusado cuando se divorció de su mujer. Sostiene el fiscal que los abusos "eran plenamente conocidos y consentidos" por la madre, que en ocasiones los llegó incluso a presenciar.

 

Algunas veces dejó a las hijas a solas con el padre y consintió que las menores durmieran con él en la misma cama, según se recoge en el escrito. Además de cárcel y de la privación de la patria potestad, el fiscal solicita que se impida a los padres acercarse a menos de 500 metros y comunicarse con sus hijas por cualquier medio por un periodo superior a diez años de la pena de prisión que se les imponga en sentencia.

Juzgan a un padre por abusar de sus dos hijas y a la madre por consentirlo