martes. 07.02.2023
Secta | Galicia

Miguelianos procesados por la asociación ilícita niegan los hechos

Once investigados por asociación ilícita en el caso de la presunta secta Orden y Mandato de San Miguel Arcángel se han desplazado hoy a los juzgado de Tui (Pontevedra) para una declaración indagatoria, en la que se les ha trasladado el auto de procesamiento, y varios de ellos han negado los hechos.

Once investigados por asociación ilícita en el caso de la presunta secta Orden y Mandato de San Miguel Arcángel se han desplazado hoy a los juzgado de Tui (Pontevedra) para una declaración indagatoria, en la que se les ha trasladado el auto de procesamiento, y varios de ellos han negado los hechos. Su citación era a las nueve y media de esta mañana y la llegada de los procesados- entre ellos la pseudomonja Marta Paz y el sacerdote Ignacio Oriol-, que prestaron declaración durante unas dos horas y media, se produjo minutos antes.

 

La abogada defensora Teresa Quintana-Drake ha expresado, en declaraciones a los medios de comunicación a su salida de los edificios judiciales, que este trámite se ha desarrollado "según lo previsto" y ha avanzado que sus representados presentarán recurso por su disconformidad con el auto.

 

Quintana-Drake ve una "incongruencia jurídica" en el hecho de que se hable de "víctimas" de Miguel Rosendo, líder de la presunta secta, y que esas mismas personas sean al tiempo tratadas como sospechosas de un delito de asociación ilícita. "¿Cómo pueden entender que estás asociado con tu verdugo?", se ha cuestionado la letrada. En su auto, el juzgado declara la responsabilidad civil subsidiaria del Obispado de Tui-Vigo, habida cuenta de que amparó en su seno durante años a la orden, al considerar "evidente" un "vínculo necesario" entre los sujetos activos del delito y la entidad o persona subsidiariamente responsable. La abogada ha explicado que el Obispado tiene ahora un mes para estudiar el documento y ha divagado sobre "cómo se va a pronunciar" esta entidad, ya que, ha dicho, "lo que quieren es lavar su imagen".

 

Por su parte, la abogada que ejerce la acusación, Ana Reguera, ha manifestado, antes de entrar en el edificio, que los procesados que han comparecido hoy "son realmente víctimas de la manipulación del señor Rosendo". "Hay gente que en bloque declara no estar de acuerdo con el auto de procesamiento y hay otros que manifiestan que hay partes que sí, que son verdad", ha apostillado. En las inmediaciones de los juzgados de Tui también se ha visto a la hermana de Miguel Rosendo, que condenó ante los periodistas que se trate a la Orden como "una secta" y aseguró que a nadie "se le obligó a estar" en la misma.

 

El juzgado de Instrucción número 1 de Tui ha impuesto, en su auto de procesamiento, fianzas por casi 2,2 millones de euros a los diecisiete procesados en esta causa, la mayoría al líder de la presunta secta, su mujer e hijos. A Miguel Rosendo se le atribuyen más de 50 delitos, en gran parte, sexuales, tales como abusos sexuales y agresión sexual, pero también asociación ilícita, contra la integridad moral, contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales. Su mujer e hijos, investigados por delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo, y el propio Miguel Rosendo, además de otra procesada, se desplazaron ayer a Tui para la declaración indagatoria y, según expresó Quintana-Drake, proclamaron su inocencia.

Miguelianos procesados por la asociación ilícita niegan los hechos
Comentarios