sábado. 02.07.2022
Tui | Pontevedra

Niega haber violado a una turista a la que se ofreció a llevar a su hotel

Moisés A.G., el vecino de Tui (Pontevedra) que está acusado de haber agredido sexualmente a una turista a la que se ofreció a llevar al hotel en coche, ha negado haber violado a la mujer y su abogada ha lamentado que la fiscal quiera condenar a su cliente ante el "claro clamor y alarma social" que generan estos episodios.

Moisés A.G., el vecino de Tui (Pontevedra) que está acusado de haber agredido sexualmente a una turista a la que se ofreció a llevar al hotel en coche, ha negado haber violado a la mujer y su abogada ha lamentado que la fiscal quiera condenar a su cliente ante el "claro clamor y alarma social" que generan estos episodios. En el juicio, que se ha celebrado hoy en la Audiencia de Pontevedra, el hombre ha asegurado que ambos se conocieron en la madrugada del 14 de abril de 2017 cuando la mujer llegó con su pareja a un bar situado en las inmediaciones del hotel en el que se hospedaban.

 

El acusado comenzó a hablar con la pareja en la terraza del local y, después de que la mujer se quedara sola, se ofreció a llevarla al hotel en su coche. Durante ese tiempo, ha explicado ante el tribunal, él consumió cocaína y junto con la mujer se tomaron varias bebidas alcohólicas, tras lo cual asegura haber mantenido relaciones sexuales "consentidas" en el cuarto de baño del establecimiento.

 

La mujer, sin embargo, ha negado este contacto íntimo dentro del local y, protegida tras un biombo para no ver al acusado, ha relatado que el hombre la llevó sin consentimiento a una zona despoblada en el monte, en donde la agredió sexualmente. Para ello, según el relato de la joven, "me agarró de las muñecas" y a partir de ahí la golpeó de manera continuada para que dejara de resistirse, le quitó la ropa y consumó la violación. La víctima ha explicado que, en un descuido de su agresor, logró huir del lugar y se ocultó en el interior de una laguna natural, situada en Salceda de Caselas, desde donde llamó a su pareja "para decirle que me habían violado" y posteriormente al 112.

 

Ante el tribunal, la mujer ha explicado que semanas después intentó quitarse la vida "porque me sentía culpable" por haber aceptado subirse al coche del acusado. Por la sala han pasado, entre otros testigos, un hombre que asegura haber visto al acusado persiguiendo a la víctima tras la supuesta agresión sexual o los guardias civiles que participaron en la investigación, y que han destacado que el relato de la víctima es "coherente" y que la mujer tenía la cara "destrozada a golpes". Los forenses, por su parte, han explicado que las lesiones que presentaba la mujer en sus brazos encajan con "heridas defensivas y de lucha".

 

La Fiscalía solicita para el acusado una condena de diez años de prisión -y no 14 como reflejaba erróneamente el escrito de acusación- por un delito de agresión sexual con la circunstancia agravante de aprovechamiento de las circunstancias de lugar, tiempo y auxilio. Además, reclama que se le imponga una orden de alejamiento de 500 metros durante doce años y que indemnice a la mujer con 12.000 euros por los daños físicos y morales provocados. La abogada de Moisés A.G., por su parte, pide la absolución de su cliente al calificar los hechos como un "desliz" o un "affaire" entre ambos, una relación "puntual" que la mujer "decidió ocultar" bajo una denuncia porque "están de moda estos delitos".

Niega haber violado a una turista a la que se ofreció a llevar a su hotel
Comentarios